Citurna
Citurna e Imaginario son los socios de The Communication Initiative, con toda la responsabilidad del proceso en América Latina y Caribe. Si su organización tiene interés en ser parte del grupo de socioa de La Iniciativa de Comunicación, por favor contacte a la Directora Adelaida Trujillo

Busque

Estudio del Secretario General de Naciones Unidas sobre la Violencia Contra los Niños

¿Qué tan útil es este conocimiento para su trabajo?
0
No hay votos aún
Su calificación
Texto Fecha: 

2005

La Consulta para América Latina forma parte del proceso de elaboración del Estudio del Secretario
General de Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, Niñas y Adolescentes
.
Las consultas constituyen uno de los instrumentos de participación utilizados en la elaboración del
Estudio para reunir las investigaciones, los conocimientos y la información de cada región. Sirven
además como marco para:

  • sensibilizar a la opinión pública y política,
  • estimular la movilización social para proteger a la infancia contra la violencia, y
  • fortalecer las redes de protección existentes.

El objetivo de la Consulta para América Latina fue asegurar que el estudio del Secretario General refleje
la realidad de la región, y pretende ser un amplio y plural foro de encuentro y debate en el que
participen representantes de los Estados latinoamericanos, organismos regionales, internacionales,
instituciones académicas, sociedad civil, niños, niñas y adolescentes y expertos en violencia.

Los países que han participado son México,
Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana,
Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Bolivia, Paraguay, Chile, Uruguay y Argentina.
La Secretaría Regional para el Estudio ha sido la responsable de la organización de las Consultas.
La coordinación ha estado a cargo de Save the Children, Visión Mundial y Defensa de los Niños
Internacional (DNI).

Metodologías: 
La Consulta para América Latina se organizó en sesiones plenarias, en las que participaron la mayoría de los invitados. En paralelo a estas sesiones se realizaron grupos de trabajo conformados por expertos en violencia en América Latina. Los grupos de trabajo se organizaron de acuerdo a cuatro categorías de análisis:
  • Prevención,
  • Políticas, programas, recursos y servicios,
  • Restitución de derechos y atención a victimas e
  • Investigación sistemas de vigilancia y monitoreo.
Dentro de cada uno de ellos se analizó de manera trasversal la violencia en los diferentes contextos previstos por el Estudio: violencia en la familia, en la escuela, en la comunidad, en las instituciones, en el trabajo, en los medios de comunicación y en los videojuegos, más otro relativo a la identificación y definición de indicadores comunes.

Durante la consulta se utilizó un documento sobre el estado de situación regional que sirvió como base para los días de trabajo y para el informe final. El documento, además de analizar las diferentes formas de violencia en los contextos mencionados, identificaró vacíos y buenas prácticas presentando recomendaciones que ayuden a eliminar la violencia contra la infancia.
Resultados: 
Como resultado de la Consulta, se produjo la Declaración de Buenos Aires sobre Violencia contra Niños, NIñas y Adolescentes, en la que se afirma:
  • América Latina es una de las regiones más violentas del mundo y las personas menores de edad y las mujeres son las principales víctimas. Millones de niños y niñas en el continente viven bajo temor de ser víctimas de violencia en la casa, en la escuela y en la calle. La violencia física y psicológica que sufren los niños y niñas incluye las ejecuciones extrajudiciales, las torturas, los tratos o penas inhumanos o degradantes, los castigos físicos aún en el seno familiar, el abuso sexual, la explotación sexual, la trata y el tráfico de personas.
  • Existe una preocupante tolerancia social a la violencia contra la niñez, agravada a menudo por el manejo inadecuado del problema tanto por parte de los medios de comunicación como por actores políticos. En la práctica ello se traduce en la impunidad de los agresores, en el silencio ante el abuso sexual, en la aceptación tácita de las condiciones inhumanas y degradantes que padecen miles de niños, niñas y adolescentes privados de libertad; en las reiteradas propuestas de rebajar la edad de imputabilidad penal o en el establecimiento de penas de cadena perpetua o penas de muerte para delitos cometidos por personas menores de 18 años.
A partir de esta observación, los firmantes recominedan:
  • Resaltar que existe una voluntad creciente de los Estados de la región para cambiar los modelos económicos generadores de pobreza a los que están estrechamente ligados los fenómenos de violencia contra la niñez.
  • Cambiar radicalmente los parámetros culturales, sociales, políticos y jurídicos relacionados con los niños, niñas y adolescentes, a quienes no se debe estigmatizar y discriminar.
  • Los padres, educadores y demás personas que interactúan con los niños y niñas deben abstenerse de aplicarles castigos físicos y psicológicos como método de disciplina ni para ningún otro fin.
  • Es fundamental que las políticas públicas sobre niñez y adolescencia y la interacción de los agentes del Estado con todas las personas menores de 18 años partan de la premisa fundamental de que los niños y las niñas son titulares de derechos humanos.
  • Las políticas estatales en la materia de derechos humanos de la niñez deben dirigirse a la satisfacción de las necesidades fundamentales (educación, salud, protección, nutrición y bienestar) y a la creación de oportunidades de vida digna.
  • La educación es uno de los factores fundamentales para la prevención de la violencia. Por ello, debe asegurarse la gratuidad, calidad y equidad de, al menos, la educación básica.
  • Es igualmente fundamental el respeto a la vida, a la integridad física, psicológica y mental de los niños, niñas y adolescentes, a su derecho a las garantías judiciales y a la presunción de inocencia.
  • Reconoce y alienta el rol que sobre la promoción y protección de los derechos de la niñez y adolescencia efectúan organizaciones tales como UNICEF, el Comité de Derechos del Niño de la ONU, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Organización Mundial de la Salud, la Relatoría de la Niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como las organizaciones de la sociedad civil que tienen como marco de actuación los derechos humanos, especialmente las que promueven los derechos de la niñez.
Fuente: 

Tomado de la página web de UNICEF TACRO

¿Qué tan útil es este conocimiento para su trabajo?
0
No hay votos aún
Su calificación