Entrevista con Arvind Singhal

Interviewdate: 
Septiembre 30, 2010

La Iniciativa de Comunicación, CI LA: Su foco de trabajo en este momento es la mirada de Desviación Positiva, DP (Positive Deviance), ¿pero está trabajando el edu-entretenimiento en algún lugar en este momento?

Arvind Singhal: Sí, pero de hecho, hay un vínculo muy importante entre las metodologías de  edu-entretenimiento y desviación positiva. Uno  de los temas que enfaticé recientemente en Dubrovnik (Croacia) en un  encuentro de experiencias de eduentretenimiento, fue  la relevancia de hacer investigación formativa en la que se formulen preguntas (que es la base de la desviación positiva)  que permitan  identificar, por ejemplo, las prácticas de los jóvenes  que proviniendo de sectores marginados, sin tener acceso a ningún tipo de recursos especiales, y probablemente con bajos niveles, de ingresos, logran de alguna manera  mantenerse a si mismo sanos en  términos reproductivos. Una vez que un investigador resuelve esta pregunta, basado en las preguntas de desviación positiva, es posible determinar qué funciona y dónde está el vacío en los programas existentes, de lo cual pueden derivarse muchas ideas para libretistas y creativos que terminarán modelando comportamiento en diversos niveles.

Desde mi punto de vista, hay un vínculo muy fuerte entre las dos perspectivas de cambio social que proponen el eduentretenimiento y la desviación positiva.  Usted puede utilizar los hallazgos de la desviación positiva en el trabajo de campo, y después tomar esa información y conocimiento para mostrar comportamientos que no son la norma, que no son comunes.

 

CI LA: ¿Y usted ha logrado realizar esa combinación en algún momento?

AS: Sí y lo hacemos cada vez que podemos.  Lo que más hacemos es hablar sobre esta posibilidad a la gente que está trabajando en el campo. En esencia son soluciones costo efectivas, que provienen de la misma comunidad, y si ellos están ya trabajando con alguien, es importante mostrar lo que hacen los demás.

Yo creo que lo que hace la metodología de desviación positiva es ampliar el espectro de posibilidades. Por ejemplo, si tú dices yo quiero trabajar con juventud e identificar cuáles son esas desviaciones positivas, seguramente serás capaz de determinar algunos elementos propios de los jóvenes que te ayudarán a resolver tu pregunta. Pero ladesviación positiva no se quedaría solo en el joven sino que miraría las desviaciones en diferentes niveles.

Por ejemplo, una de mis estudiantes en el máster en la Universidad de El Paso, Alejandra Díaz, está trabajando sobre por qué las mujeres jóvenes latinas, que vienen de familias con bajos niveles socioeconómicos, que nacieron de madres que quedaron embarazadas cuando tenían 16 años más o menos, han encontrado la manera no solo de terminar su formación secundaria, sino de entrar a la Universidad y no quedar embarazadas, aun estando en una relación sentimental. Esa es la pregunta de desviación positiva. Lo que ella ha encontrado es que los padres de las  chicas DP están recordándoles  permanentemente que ellas deben finalizar su educación, finalizar la secundaria, y finalizar la Universidad. "Finalizar su educación" es el lenguaje cifrado para significar "no queden embarazadas". Es una manera segura y no intimidante de enfatizar que ellas no deben quedar embarazadas mientras estén en el colegio. También hay literatura que evidencia que  aquellas jóvenes latinas que han sido calificadas como hermosas e inteligente por parte de su padre o cualquier otro hombre que actúe como un modelo para ellas (un tío, un vecino, etc.), tiene mejor autoestima, al contrario de muchas otras que para obtener un cumplido de un hombre deben entregarle su cuerpo.

Lo interesante de esta aproximación es que permite determinar múltiples niveles de desviaciones. Es muy complejo porque incluye niveles de interacciones y relaciones diversas, y por tanto las conclusiones son de orden social y comportamental.

 

CI LA: Estoy de acuerdo con usted cuando dice que esta perspectiva funciona muy bien cuando estamos hablando de temas complejos, especialmente cuando hablamos de responsabilidades en diferentes niveles. ¿Cómo se aplica esta perspectiva cuando hablamos de temas sensibles culturalmente, como la diversidad sexual, por ejemplo?

AS: Con la desviación positiva uno no empieza ahí. Si estás aplicando una investigación de desviación positiva, tendrías que empezar por preguntar entre aquellos que han asumido orientaciones sexuales alternativas, quiénes se han sentido aceptados y bienvenidos por su sociedad, aun cuando provengan de contextos con tabúes religiosos, y sociales. Si empiezas por ahí, descubrirás que hay cosas que ocurren con el sacerdote del pueblo, con los vecinos, y que desconoces (lo  cual justifica la investigación!)

Hay un interesante caso de DP en Indonesia con travestis que se prostituían. El gobierno venía trabajando con ellos tratando de darles la información necesaria, las capacitaciones, condones, etc., pero las tasas de VIH entre esta población seguían creciendo. Cuando se implementó el proyecto de desviación positiva, la pregunta se posó sobre aquellos travestis de esta comunidad que habían estado ejerciendo la labor de la prostitución por al menos 10 años, que no eran particularmente bellos ni atractivos, y que en medio de este contexto, habían logrado mantenerse libres de VIH. Por supuesto se encontraron algunos casos y lo que les preguntamos cómo habían logrado mantenerse libres de VIH en contra de todas las posibilidades. La respuesta fue que ellos hacían algunas cosas de manera diferente:

  • Nunca negociaban el uso del condón con el cliente
  • Al plantear el tema del condón, proponían opciones divertidas que incluían sabores y efectos diversos.
  • También tenía que ver con el momento en que aparecía el tema del condón que, en sus palabras, era "un punto de retorno" para los clientes.
  • El otro tema que fue muy interesante fue el marco bajo el cual argumentaban el uso del condón. Normalmente esta negociación se da bajo el argumento de que debo protegerme a mí mismo. Pero ellos decían "usted es un hombre casado, que viene de una buena familia, así que usted debe proteger  su nombre y el de su familia".

El equipo que implementó el proyecto encontró que de las 12 clínicas a las que podían ir las personas de este distrito, solo había una clínica a la que asistían estos travestis que eran VIH negativo. Y en ese momento es cuando te haces la pregunta, ¿qué parte del trabajo hace mejor esta clínica  que las otras? La respuesta fue que los trabajadores de la salud y los doctores no los juzgan. Claro, es muy común que  un doctor que ve llegar a su consultorio a una mujer y al examinarla se encuentra con que es en realidad un hombre, no reaccione de la mejor manera y es muy probable que muestre su desaprobación con todo tipo de estigmatizaciones moralistas. Antes de juzgar, estos médicos hacían bromas con ellos, que era algo que disfrutaban y que los hacía volver a consulta al mismo centro. Esta clínica es una desviación positiva en varios niveles: como institución y por sus trabajadores. Así vio el equipo de implementación que las otras 11 clínicas podían aprender del comportamiento de los trabajadores de esta, porque fíjate que la única diferencia es un comportamiento.

En resumen, se puede decir que esta mirada es una mirada muy abierta, los hallazgos son casi siempre una sorpresa... en ocasiones parecen muy simples, pero por el contrario, logran complejizar de una manera muy interesante lo que sucede.  Y esto tiene tremendas implicaciones para las metodologías de edu-entretenimiento, porque es posible que si usted encuentra la desviación en varios niveles, pueda modelar también esos varios niveles.

 

CN: Quisiera que habláramos un poco más sobre la metodología en sí misma. ¿Cómo se logran estos hallazgos? ¿Cuáles son los pasos a seguir? ¿Qué tipo de herramientas se usan?

AS: Hay una metodología. La desviación positiva empieza con una invitación, lo cual significa que uno nunca se acerca a una situación diciendo "vengo a arreglarlo todo". Uno tiene que ser invitado y esa acción es crítica, y al invitarme a mí, debe invitar a todos los involucrados con determinada situación. Después uno se involucra en un proceso de descubrimiento, que en realidad, es un proceso de autodescubrimiento. Los trabajadores sexuales hablaron sobre sus comportamientos, así que fue su propio análisis el que arrojó resultados, no nuestras conclusiones. De esa manera las personas se comprometen con ese proceso de autodescubrimiento. El método entonces se sintetiza en definir cuál es el problema, luego descubres el elemento más fuerte para el diseño, y diseñas un proceso porque aquí no estamos hablando de CAP (conocimientos, actitudes y prácticas) como la mayoría de campañas de comunicación. Tradicionalmente uno se concentra en el mensaje, en las barreras, los vacíos comunicativos, los objetivos, etc. En la desviación positiva estamos completamente enfocados en la acción. No se trata de personas que reciben información y cambian sus actitudes y probablemente sus prácticas. Tú empiezas  con la práctica, así que el diseño del programa es práctico y al final te encuentras con gente que enseña a otra gente cómo hacer las cosas. De esta manera, en lugar de CAP, la desviación positiva es PAC (prácticas, actitudes y conocimientos). Entonces se trata de definir el programa, descubrir la desviación, diseñar un programa en el que la práctica es central,  y después  amplificar los hallazgos de diferentes maneras.

Es importante hacer una distinción aquí: identificar mejores prácticas no es lo mismo que descubrir una desviación positiva. En el primer caso, quienes diseñan el programa determinan cuáles son los elementos que funcionan mejor; en el segundo caso estamos hablando completamente de un proceso de autodescubrimiento. La gente tiene que auto-descubrir lo que sucede y este es un elemento absolutamente crítico porque de esta manera la gente es la dueña del proceso y al hablar de lo que ocurre, está hablando de pares. Y también son los miembros de la comunidad los que deciden si aplican o no estas prácticas. La propuesta se trata de actuar a tu manera dentro de un nuevo sistema de pensamiento, lo cual le da coherencia a las acciones.

Cuando hicimos nuestra investigación con los hospitales, decidimos usar la metodología de Augusto Boal para recrear las prácticas del personal de salud. Ellos actuaron sus prácticas cotidianas y lograron descubrir, por ejemplo, que un enfermero tapaba todo su instrumental con una sábana, y que esa simple sábana lograba reducir el número de infecciones en su sección. Nadie les decía a los "actores" qué hacer, pero unos y otros descubrieron cosas que normalmente eran invisibles para ellos. De hecho los médicos se sorprendieron al descubrir que enfermeras y enfermeros pensaban cosas muy malas de ellos, y lograron hacerlo porque el teatro es un espacio seguro.

 

CILA: ¿Cuáles son sus reflexiones sobre el eduentretenimiento hoy en día?

AS: Empezamos esta mirada con los aportes de Sabido y de Jhons Hopkins, y ahora tenemos aportes múltiples como los de Soul City, Puntos de encuentro y Breakthrough, así que es una perspectiva que ha evolucionado y cambiado sustancialmente. Hoy tenemos que enfrentar la realidad de que existen nuevas plataformas, y que Facebook, Internet, y los teléfonos celulares, son las nuevas formas en qué se comunican los jóvenes. Creo que la metodología está en un proceso de expansión derivado de su uso por diferentes personas, en diferentes contextos, con herramientas diferentes. Indudablemente es una dinámica muy interesante para el campo.

Las estrategias de eduentretenimiento tienen también diferentes niveles de complejidad, pero nadie dijo que trabajar en este campo fuera fácil. Estamos trabajando en un campo que es relativamente joven y estamos todavía aprendiendo mucho. Algo como la Estrategia de Eduentretenimiento y Movilización para el Cambio Social se está haciendo en Colombia a escala nacional, regional y local, con este número de temas y con tantos componentes, no creo que se haya hecho de manera tan sistemática nunca antes en ningún lugar del mundo. Seguramente emergerán un buen número de aprendizajes, pero esto no quiere decir que estrategias de menor escala no sean valiosas también . Todo depende del contexto y de los recursos disponibles para alcanzar a las comunidades. No podemos pensar que hay una única manera de hacer las cosas y un único método válido.

Resumen: 

Arvind Singhal es profesor de comunicación y Director de la Iniciativa de Justicia Social del Departamento de Comunicaciones de la Universidad de Texas (en El Paso). Recientemente recibió la distinción William J. Clinton como miembro de la Clinton School of Public Service en Little Rock, Arkansas. Enseña e investiga en las áreas de la difusión de las innovaciones, la organización y la comunicación para el cambio social y estrategias de entretenimiento educativo. Singhal es autor y editor de más de 10 libros incluyendo: Inviting Everyone: Healing Healthcare through Positive Deviance (2010); Protecting Children from Exploitation and Trafficking: Using Positive Deviance in Uganda and Indonesia (2009); Communication of Innovations: A Journey with Everett M. Rogers (2006); Organizing for Social Change (2006); Entertainment-Education Worldwide: History, Research, and Practice (2004); Combating AIDS: Communication Strategies in Action (2003); and Entertainment- Education: A Communication Strategy for Social Change (1999). Singhal ha ganado premios al mejor artículo académico otorgados por la Asociación Internacional de Comunicación,la  Asociación Nacional de Comunicación y la Asociación Oriental de Comunicación, y en dos ocasiones ha sido merecedor del Premio Baker de Investigación otorgado por la Universidad de Ohio, USA.

El Social Science Research Council y la International Communication Association reconocieron a Singhal como ganador del Premio a la ivestigación en comunicación como práctica colaborativa en 2009, y como ganador del premio al investigador de comunicación como Agente de Cambio en 2008. The Northwest Communication Association lo honró en el año 2007 con el Premio en Derechos Humanos por su firme compromiso con la justicia, el cambio social y la libertad, y en 2005, USC’s Annenberg School y Norman Lear Center lo reconocieron con el primer premio Everett M. Rogers por las contribuciones excepcionales al Entretenimiento-Educativo.

Durante los últimos años su trabajo se ha enfocado en el desarrollo de la Desviación Positiva, DP (Positive Deviance) , aproximación metodológica al cambio social y comportamental, que identifica soluciones a los problemas comunitarios al interior de la misma comunidad. Su premisa es que en cada comunidad existen individuos o familias cuyas prácticas les permiten encontrar mejores soluciones a  problemas que enfrentan sus vecinos, contando básicamente con los mismos recursos. Desde esta perspectiva, los facilitadores acompañan a las familias a identificar "las desviaciones positivas", y promover sus comportamientos al interior de las comunidades.

Fuente: 

Entrevista realizada en el marco el Congreso Internacional de Comunicación para la Salud - Medellín, septiembre 29 a octubre 1o de 2010.