Ayuda Humanitaria para las Mujeres y Niños de Afganistán, HAWCA por sus siglas en inglés (Humanitarian Assistance for the Women and Children of Afghanistan), es una organización no gubernamental, apolítica y no lucrativa, de mujeres y hombres afganos que trabajan dentro y fuera del país, quienes se proponen mejorar el bienestar de las mujeres y niños afganos, y de autorizar y alentar la participación de las mujeres en la reconstrucción y desarrollo de Afganistán. También buscan proporcionar las oportunidades posibles para la educación y salud de los niños afganos que son las víctimas de la guerra. Desde 1999, sus fundadores han luchado por desarrollar proyectos y actividades humanitarias dentro y fuera del país, en una situación hostil y terrible, condenando todo tipo de discriminación (étnica, religiosa, política, de sexo), y esforzándose por sacar adelante la organización tanto en Afganistán como en los campos de refugiados de Pakistán.
Estrategias de Comunicación: 

HAWCA está principalmente comprometida en promover la participación de las mujeres afganas en el proceso de desarrollo y mejora del bienestar de ellas y de sus niños, a través de las siguientes actividades:


1. Salud: en este sector HAWCA trata de proporcionar algunas instalaciones para mujeres y niños por medio de equipos móviles de salud que incluyen mujeres médicos, enfermeras, vacunadores etc.


2. Educación: este sector de actividad comprende varios proyectos:

  • Cursos de alfabetización para mujeres: escuelas basadas en los hogares, actualmente operativas en 6 provincias. Este proyecto también incluye salud, cuidados infantiles, nutrición, cursos de entrenamiento en higiene para mujeres, orientación y planificación familiar.
  • Escuelas Infantiles para muchachos y muchachas refugiados en Pakistán: dirigidas a huérfanos principalmente, niños callejeros o sumamente pobres, que no pueden permitirse ir a cualquier otra escuela en el área.
  • Clases Infantiles basadas en hogares para muchachos y muchachas en Afganistán.
  • Orfandad: la guerra ha producido miles de huérfanos, los cuales son cuidados por parientes próximos como dicta la cultura afgana. Sin embargo, muchos huérfanos han perdido a sus familias enteras junto con los parientes próximos y por tanto no tienen a dónde ir. Éste es el tipo de huérfano que recibe la atención de HAWCA. Actualmente un buen número de huérfanos son atendidos por miembros de HAWCA.

3. Proyectos generadores de ingresos para las mujeres afganas: está suficientemente demostrado que la generación de ingresos por las mujeres aumenta el bienestar de los niños y la familia, y también mejora los modelos de gasto. Actualmente, HAWCA tiene como objetivo hacer que las mujeres cabeza de familia, viudas e indigentes, puedan ganarse la vida sin mendigar. Es así como les ofrece entrenamiento en el tejido de alfombras, bordado y sastrería.


4. Sanidad y cuidado infantil: la mejora del entorno de vida y la sanidad es la mejor prevención en el cuidado de la salud, lo que tiene un tremendo impacto en la salud y en la nutrición tanto de los niños como de los adultos. HAWCA cree que las mujeres (madres) son las llamadas a mejorar el ambiente familiar de la casa, en particular con respecto al cuidado de los niños. Este proyecto pretende mejorar el conocimiento de las mujeres con respecto a la limpieza del entorno, el cuidado de los niños y la nutrición. Los cauces para cumplir el proyecto son principalmente los cursos de alfabetización y reuniones de asesoramiento.


5. Asesoramiento: el conflicto civil, la guerra de más de dos décadas, así como la incertidumbre en Afganistán han producido miles de mujeres traumatizadas, muchas de las cuales han perdido la cordura. La pobreza y la incertidumbre en Afganistán no desaparecerán en tanto en cuanto la guerra continúe. Tampoco, en la medida que ningún esfuerzo significativo se hace para aliviar los sufrimientos de las mujeres y hombres afganos. Esta labor permanece en la lista de prioridades de HAWCA. El proyecto de asesoramiento se propone adiestrar a mujeres para que aconsejen a mujeres traumatizadas, y proporcionar el servicio a mujeres adecuadas.

Tema: 

Mujer, niñez, ayuda humanitaria y conflictos bélicos armados.

Puntos clave: 

Un grupo de voluntarios ha estado activamente buscando actividades relacionadas con el bienestar de las mujeres afganas en los campos de refugiados de Baluchistan y de las provincias de Nwfp en Pakistán, así como en Afganistán, desde el comienzo de los años 1980. Las actividades abarcaban cuidados básicos de salud, cuidado maternal, cuidados infantiles, higiene, comercialización de trabajos artesanales, cursos de alfabetización y asistencia psicológica a mujeres traumatizadas entre otros. Las actividades de los voluntarios no estaban coordinadas en espacio y tiempo con respecto a una hipotética agenda a largo plazo, tampoco estaban coordinadas con organizaciones internacionales ni nacionales. Las actividades eran más bien especiales, a escala pequeña, y guiadas principalmente por la necesidad de la comunidad y de recursos familiares a nivel humano.


En vista de la tremenda dureza, extrema discriminación de sexos e institucionalizada segregación de las mujeres en Afganistán y en los campos de refugiados fuera y dentro del país, se creyó necesario coordinar, sincronizar y movilizar más esfuerzos para ayudar en estos desafíos. Por consiguiente, los grupos de voluntarios decidieron establecer una unidad de coordinación con el propósito de encauzar los esfuerzos en forma de proyectos basados en estrategias específicas a largo plazo y procesos de desarrollo, estableciendo sociedades con las ONG's internacionales y otras comunidades interesadas en éste fin. Por consiguiente, el nacimiento de HAWCA, a principios de 1999, fue la consecuencia natural de necesidades que han sepultado las vidas de las mujeres afganas y sus niños.

Fuente: 

Página web de Ayuda Humanitaria para las Mujeres y Niños de Afganistán.