Fecha
Año: 
2012

Este estudio evaluó una intervención que incluyó cuatro componentes: organización y gestión; vigilancia entomológica de riesgo; capacidad de construcción; y el trabajo comunitario para el control de vectores. Se implementaron actividades como foros, foro de salud ambiental, asambleas, asociaciones de mujeres, y la participación en escuelas primarias. Así mismo se fomentaron los líderes comunitarios, el involucramiento de otros socios, autoridades locales, instituciones de salud y servicios públicos así como ONGS.

Metodologías: 

Se llevo a cabo un ensayo controlado aleatorio con  16 grupos de intervención y 16 de control, para probar la efectividad de una estrategia de empoderamiento, entrelazada con el programa de control del vector del dengue en La Lisa, Ciudad de La Habana, Cuba.  Para esto, primero se realizó un test KAP (Knowledge, Attitude and Practice) en noviembre de 2004 y abril 2007, una encuesta  entomológica de enero 2004 a diciembre 2007 y una participativa en octubre 2004 y abril 2007. 

Cambia El Conocimiento: 

El conocimiento de los sitios de reproducción se incrementó de 42,6% vs 54,3% en el grupo de control y 40.9% vs 62.5% en el grupo de intervención. En cuanto a los sintomas reconocidos por los participantes también hubo un aumento del 85,6% vs 91,3% en el grupo de control y 82% vs 90.8% en grupo de intervención. Así como en los conocimientos de medidas preventivas 68,5% vs 76,5% en el grupo de control y 67,9% vs 78,5% en el grupo de intervención. 

Prácticas: 

En cuanto a las prácticas preventivas adecuadas se encontró que solo hubo mayores cambios en el grupo de intervención. De un 63,8% vs 62% en el grupo de control y 60,2% vs 82% en el grupo de intervención.

Resultados: 

Los autores también evaluaron la pariticpación  participación comunitaria la cual tuvo un puntaje en el grupo de intervención de 1,4 a  3,4 durante el transcurso del proyecto.

De igual forma, el estudio evidencia que la estrategia de empoderamiento incrementó la participación comunitaria y añadió eficacia a la rutina. Sin embargo, la relación entre los resultados de los programas basados en la comunidad y las plagas del A. Aegypti, no es directa. La mayoría de las estrategias de participación son complejas, muy amplias, y no es claro generalmente a qué elementos o acciones se les puede atribuir un efecto. Es por esto que la flexibilidad y adaptabilidad de las estrategias es importante para que sean exitosas.