Este artículo escrito por Francisco Piedrahita Plata, Rector de la Universidad ICESI (Cali, Colombia), describe un modelo de integración de las Tecnologías de Información y Comunicación -TIC al currículo escolar, propuesto por el portal educativo Eduteka. El modelo está basado en un proceso gradual en el que intervienen variables relacionadas con cuatro factores:

  • Los recursos tecnológicos propiamente dichos, hardware y conectividad
  • La filosofía pedagógica y la competencia tecnológica de los educadores
  • La disponibilidad y correcta utilización de los contenidos digitales apropiados
  • El apoyo que ofrece la institución educativa (administrativo, pedagógico y técnico)
Elementos: 

El artículo presenta cada uno de los cuatro factores base del modelo explicados en detalle y representados mediante esquemas, con ejemplos y referencias a diversos autores, teorías y fuentes que sirvieron como base para su desarrollo. A continuación un resumen de los elementos presentados:

Recursos tecnológicos: los recursos tecnológicos que deben tener maestros y alumnos a su disposición son de dos tipos, hoy igualmente importantes: los equipos o hardware y la conectividad, tanto entre sus propios equipos como con la red de redes, Internet.

Computadores y periféricos

Cuando se determinan los computadores y demás máquinas que se planea usar en una institución escolar se debe responder a tres preguntas: ¿cuáles?, ¿cuántos?, ¿dónde?. Las respuestas a las tres preguntas están relacionadas entre sí y el factor presupuestal las afecta a todas. El artículo presenta algunas tendencias impulsadas por el acelerado cambio tecnológico y por los resultados de investigaciones sobre el mejor aprovechamiento de las TICs.

Conectividad

La conectividad en la escuela tiene dos dimensiones: por una parte, la cobertura o cantidad de aulas, oficinas y otras dependencias que tienen acceso a Internet; y por otra parte, el ancho de banda o la capacidad de conexión.

Educadores: una vez la institución educativa haya resuelto la cuestión tecnológica, es decir, el hardware y la conectividad, los factores más importantes para asegurar el mejor aprovechamiento de las TICs en el aprendizaje de los estudiantes, son por una parte, la competencia tecnológica del maestro; y por la otra sus creencias y prácticas pedagógicas. Los educadores necesitan visiones, ejemplos de cómo las TICs pueden mejorar y enriquecer las oportunidades de aprendizaje de sus estudiantes en formas que nunca antes estuvieron disponibles en tan grande escala y necesitan tiempo para explorar estos nuevos enfoques. Es importante que los docentes aprecien las conexiones de las TICs con los diferentes aspectos de su trabajo profesional: teorías de aprendizaje, lineamientos o estándares académicos, métodos de evaluación, etc.

Competencia tecnológica

La primera barrera que debe vencerse es la de la competencia tecnológica básica por parte del maestro. Debe comprender el funcionamiento del sistema operativo de su equipo (Windows, Macintosh, Linux) y el uso de las herramientas básicas del sistema operativo como el explorador de archivos, editor de gráficos, papelera de reciclaje, etc. Debe aprender a manejar los programas principales de una “suite” de oficina: procesador de texto, hoja de cálculo, manejador de bases de datos, software de presentaciones. Además debe conocer con propiedad el uso del correo electrónico y de los navegadores de Internet. Una vez el educador ha adquirido esa competencia tecnológica básica, puede empezar a usar las TICs, no solo para su propia productividad profesional, sino también para su trabajo en clase.

Alternativas pedagógicas

Para comprender el tipo de oportunidades que se le presentan es conveniente considerar los propósitos para los que se usan las TICs en clase. Una distinción muy valiosa es la que propone Thomas Reeves, quién describe las diferencias que hay entre aprender “de” los computadores y aprender “con” los computadores. Cuando los estudiantes están aprendiendo “de” los computadores (Instrucción Dirigida) estos funcionan esencialmente como tutores; el paradigma dominante es la interacción estímulo - reacción entre el estudiante y la máquina. En esos casos las TICs apoyan el objetivo de aumentar los conocimientos y las habilidades básicas de los estudiantes.

En cambio, cuando éstos están aprendiendo “con” los computadores, utilizan las TICs como herramientas que pueden aplicarse a una variedad de objetivos en el proceso de aprendizaje; como “herramientas de la mente”, en palabras de Jonassen. Este segundo tipo de aprendizaje, aunque implica tecnologías más avanzadas, aprovecha mucho mejor el potencial de las TICs y permite el fortalecimiento de capacidades intelectuales de orden superior, de la creatividad, de la capacidad investigadora, etc.

Capacitación continuada

Una vez vencida la barrera de la competencia tecnológica básica por parte de los maestros, pasar de esa etapa al uso de programas de instrucción dirigida es relativamente fácil para el educador.
Sin embargo, el paso a prácticas constructivistas con las TICs, es decir al diseño y uso de ambientes enriquecidos de aprendizaje con las TICs, demanda oportunidades de entrenamiento, de desarrollo profesional de los educadores. Los pasos que probablemente va a seguir un educador en su desarrollo profesional como integrador de las TICs en el currículo son:

  • Preintegración (Productividad Profesional)
  • Instrucción Dirigida
  • Integración Básica
  • Integración Media
  • Integración Avanzada
  • Integración Experta

Contenidos digitales: los docentes que desean integrar las TICs al currículo, que ya tienen un nivel de entrenamiento suficiente, y que cuentan con la necesaria infraestructura de hardware y conectividad en su institución, pueden tener a su disposición una gran cantidad de contenidos digitales, que son los que hacen posible los ambientes de aprendizaje enriquecidos con las TICs. Esos contenidos pueden ser pertinentes, actualizados, auténticos; se pueden explorar en diversos niveles; pueden ser manipulables, de acceso instantáneo, etc. Los hay gratuitos, disponibles en Internet en forma creciente; y se pueden adquirir por compra, para usarlos generalmente como herramientas o con propósitos específicos.

El modelo propone la siguiente clasificación de contenidos que puede dar respuesta a algunos objetivos específicos del educador:

Medios para la investigación

  1. Construcción de Teoría – medios para pensar
  • Simulaciones
  • Software de Visualización
  • Ambientes de Realidad Virtual
  • Modelos Matemáticos
  • Redes Semánticas
Acceso a Información
  • Bases de Datos
  • Museos
  • Bibliotecas
  • Hemerotecas, etc.
Recolección de Datos – uso de la Tecnología para extender los sentidos
  • Instrumentos científicos remotos, accesibles por Internet
  • Laboratorios basados en microcomputadores con apoyo de sensores, sondas, etc
  • Plantillas para diseñar encuestas, disponibles en Internet

Medios para la comunicación

  1. Preparación de Documentos
  • Procesador de Textos (Word)
  • Verificador de Ortografía
  • Software de Presentaciones
  • Software para Diagramar
  • Software para Diseñar Páginas Web
Comunicación con Otros – estudiantes, maestros, expertos, etc…
  • Correo electrónico
  • Foros
  • Chats
Medios para Colaborar
  • Preparación de Documentos o Proyectos en grupo (Lotus Notes)
  • Ambientes Colaborativos
Medios para Enseñar
  • Software de tutoría o de práctica
  • Plataformas para cursos en línea

Medios para la construcción

  • Software de Diseño Asistido por Computador
  • Lenguaje de Programación Logo
  • Robótica

Medios para la expresión

  • Programas para Dibujo
  • Programas para Composición Musical
  • Software de Animación

El modelo también presenta un sistema de clasificación para aquellos contenidos que pueden usarse como "herramientas de la mente". Consisten en aplicaciones de los computadores que, cuando son utilizadas por los estudiantes para representar lo que saben, necesariamente involucran su pensamiento crítico acerca de lo que están estudiando. En el artículo se presentan en un cuadro que describe en qué consisten, cómo pueden usarse y qué requieren de los estudiantes las siguientes herramientas:

  • Herramientas de organización semántica (bases de datos, redes semánticas)
  • Herramientas de interpretación de información (herramientas de visualización)
  • Herramientas de modelado dinámico (hojas electrónicas -sistemas, sistemas expertos, herramientas de modelado de sistemas, micromundos)
  • Herramientas de construcción de conocimiento (hipermedios)
  • Herramientas de comunicación y colaboración (chat, listas de correo, videoconferencia, grupos de discusión, correo electrónico, boletines electrónicos)

Apoyo institucional: una institución educativa puede tener los computadores, equipos periféricos y la conectividad requeridos para un buen trabajo de integración de las TICs en el currículo; puede tener un grupo de docentes competentes y entrenados; y puede tener a su disposición los mejores contenidos digitales para enriquecer el aprendizaje de sus estudiantes. Sin embargo, si esa institución no cuenta con el suficiente apoyo de las directivas al programa de tecnología y los docentes no tienen el soporte necesario en las áreas técnicas y pedagógica, es muy poco probable que el programa de integración de las TICs en el currículo haga avances importantes.

Liderazgo tecnológico desde las directivas

El liderazgo puede definirse a partir de los siguientes elementos:

  • Empezar con una visión, una descripción vívida, compartida de lo que se logrará en la escuela, en un momento futuro, con el uso de las tecnologías
  • Liderar con el ejemplo, con el uso de las TICs por parte del director
  • Apoyar a los profesores con motivación, reconocimiento y disponibilidad de tiempo para la capacitació
  • Enfocarse en unas pocas iniciativas de reforma que se consideran las más promisorias para mejorar la enseñanza y el aprendizaje
  • Compartir los papeles del liderazgo con un Comité de Tecnología
  • Evaluar permanentemente los diversos aspectos del proceso

Y puede medirse tomando como guía un índice compuesto por ocho indicadores:

  • La existencia o no de un Comité de Tecnología en la escuela
  • La existencia o no de un Presupuesto de Tecnología
  • El número de días que el Director dedica a la planeación, mantenimiento o administración de las TICs
  • El uso de correo electrónico por el Director para comunicarse con los maestros, los administradores y los estudiantes
  • El apoyo económico del gobierno
  • La existencia de una política de capacitación permanente de los maestros
  • La existencia de una política de respeto a la propiedad intelectual
  • La obtención de fondos especiales para la participación en programas experimentales

Además del liderazgo, la planeación es el otro factor primordial que determina un uso efectivo de la tecnología para la enseñanza y el aprendizaje. El artículo incluye un ejemplo del contenido de un plan de tecnología, que puede servir como referencia para la planificación de procesos y actividades.

Soporte técnico y pedagógico

Un aspecto fundamental para el éxito de un proceso de integración de las TICs para el mejoramiento del aprendizaje en colegios y escuelas es el fácil acceso a personas con conocimiento y experiencia en las tecnologías y en la pedagogía, que puedan prestar la asesoría necesaria para optimizar el uso y apropiación de las TIC por parte de la comunidad educativa.

Aplicaciones: 

El modelo puede ser aplicado en el uso de las TIC para enriquecer ambientes de aprendizaje. No sólo contribuye a que los jóvenes dominen las herramientas básicas de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) al finalizar su etapa escolar, sino que además está concebido para generar cambios positivos en el plan curricular general de una institución en cuanto a mejoras en el aprendizaje en diversas áreas, en la comprensión de conceptos, el desarrollo de capacidades intelectuales y de otros tipos en los estudiantes.

Fuente: 

Un Modelo para Integrar TICs en el Currículo. Por: Francisco Piedrahita Plata. Publicado en Eduteka. Edición 16. Enero 25 de 2003.