Entre 1999 y 2002, la población de Granada (Antioquia) sufrió diez ataques de los grupos guerrilleros ELN y FARC, y de los grupos paramilitares o "autodefensas". Los resultado de estas incursiones se calculan en más 140 habitantes desaparecidos, aproximadamente 400 asesinatos  y unas 14.000 víctimas de desplazamiento forzoso.

 

Liderado por la Asociación de Víctimas de Granada, el Salón del Nunca Más ha sido un espacio de memoria alrededor de las acciones  del conflicto armado en el municipio. En palabras de Margarita Morales, Vicepresidente de Asovida, "lo llamamos Salón del Nunca Más porque es nuestra forma de pararnos frente a lo que sucedió y decir que no queremos que vuelva a ocurrir. Que la vida es lo que vale. También queremos que en este salón nuestros hijos y nietos se den cuenta de cómo era nuestra vida antes del conflicto, que sepan qué fue lo que sucedió, y hacerles ver que la violencia no conduce a nada”.

Estrategias de Comunicación: 

Ubicado es una esquina de la plaza central, en un local cedido por la Casa de la Cultura del municipio, el Salón del Nunca Más reúne más de 200 fotografías y recoge los testimonios que representan a las víctimas del conflicto. En el lugar no sólo hay nombres, edades y profesiones, sino también qué le gustaba a cada persona, qué sueños tenía, quiénes eran sus seres queridos, y cuánta falta hacen en su comunidad.  Según los líderes locales, "lo que más importa es aclarar que no fueron las víctimas las culpables de los delitos que se cometieron en su contra ni, como suele decirse en Colombia, que ‘alguna razón debió haber’ para que ocurriera lo que ocurrió".

 

Además de las fotografías, la Asociación ha dispuesto una serie de Bitácoras o cuadernos con los nombres de las víctimas,  permanentemente abiertos a familiares, vecinosy personas interesadas en compartir sus sentimientos hacia cada una de las personas cuya vida se honra con el proyecto.

 

Asimismo, hace un registro de los diferentes ejercicios de recuperación de memoria que llevaron a la contrucción del salón: colchas de retazos, marchas, localización simbólica de cadaveres, talleres de reconstrucción de hitos, etc.

 

Por último, el Salón cuenta con la presencia permanente de los miembros de Asovida, quienes recrean la historia del municipio -particularmente desde los actos violentos-, y llevan al vistante a través de las diferentes fases del proceso de reconstrucción.

Tema: 

Conflicto.

Puntos clave: 

Asovida nace por la necesidad de la comunidad granadina de ser escuchada. Su objetivo es brindar apoyo psicosocial para  ayudar a la gente a salir del encierro y la frustración producto del conflicto, y de esta manera restituir su dignidad para que su queja se convierta en propuesta. 

 

El Salón del Nunca Más es sólo la última de una serie de iniciativas de memoria lideradas por Asovida en Granada. Entre las primeras estuvo la caminata Abriendo trochas por los desaparecidos hacia el sitio San Matías, donde se habían exhumado varios cadáveres. Los participantes leían el nombre de siete desaparecidos cada vez durante el camino, y los escribían en piedras. Esas piedras, 128, fueron a dar después al Parque de la Vida, y constituyen un crudo testimonio de la desaparición forzada en el oriente antioqueño.

 

Entre otras iniciativas está un mural “en que ‘aparecen’ los desaparecidos”, como lo dice Margarita, y eventos como el primer Encuentro Regional de Derechos Humanos y Memoria de las Víctimas del Conflicto Armado del Oriente Antioqueño, celebrado en septiembre de 2008, en el que hubo actividades simbólicas como una marcha y ofrendas a las víctimas.

Fuente: 

Información entregada a La Iniciativa de Comunicación durante el encuentro OURMedia/NUESTROSMedios 8 - "Comunicación, conflicto y convivencia: Narrativas individuales y colectivas". Información  de apoyo tomada del sitio web Dossier Reparaciones y de la publicación Hechos del Callejón.