Manuel Calvo Hernando es Presidente de la Asociación Española de Periodismo Científico (AEPC). Premio Nacional de Periodismo Científico. Doctor en Ciencias de la Información y autor de varios libros de divulgación de la ciencia y la tecnología, algunos de ellos de carácter didáctico.
Resumen: 

En lo que se refiere al periodismo científico (PC), los problemas y las necesidades en América Latina son hoy más graves que nunca, y nos parece que el PC no contribuye hoy a satisfacer las necesidades básicas de nuestros países, en orden a la educación permanente y a la participación de los pueblos en el quehacer científico y en la toma de decisiones.

Textocompleto: 

Estamos en la era científica y, por tanto, el reflejo de la ciencia y la tecnología en los medios informativos es, o debería ser, la gran noticia, la explicación diaria del universo, el instrumento de participación de la gente en esta singular aventura de la especie humana que es el conocimiento científico. La actualidad ya no es sólo la escueta información, sino su vertiente explicativa, y también el pensamiento, el mundo, el hombre y sus contradicciones, los problemas que nos preocupan y a veces nos aterran, los hechos de la naturaleza que nos conmueven.

Antes o después, los medios, y especialmente la prensa escrita, habrá de plantearse una grave cuestión para todos nosotros: ¿ha de seguir predominando la función informativa, en el umbral de una nueva sociedad basada en el conocimiento de un modo inédito en la historia humana, en unas sociedades hipermediáticas y en el camino hacia la aldea global televisiva?

Por una parte, las poblaciones no satisfacen su derecho a ser informadas sobre aspectos tan decisivos para su vida cotidiana y para su futuro y el de sus descendientes. Por otra, faltan debates públicos sobre estos temas y un actitud crítica de los ciudadanos ante las prioridades en la inversión pública en ciencia y tecnología.

Los principales problemas del PC en los países de América son la falta de ambiente popular hacia la investigación científica, como consecuencia de una educación humanística en los últimos siglos y de una ausencia de sensibilidad en las clases dirigentes; falta de interés de la mayoría de los medios de comunicación; dificultad de acceso a las fuentes; escasez de periodistas científicos; poca sensibilidad de los propietarios de las empresas periodísticas; en ciertos casos, falta de cooperación por parte de la comunidad científica o de sus organismos representativos; actuación incompleta sobre la población, ya que en la mayor parte de los países de América Latina una buena parte de los grupos sociales padecen todavía graves problemas de comunicación e información, especialmente en lo que se refiere a la prensa escrita.

Fuente: 

Tomado de la página web de DivulC@T.com