En el marco del Programa Conjunto de Reducción de la Violencia y Construcción de Capital Social en El Salvador, se realizó este proyecto enfocado en contribuir a la disminución de la violencia en centros escolares de tres distritos del municipio de San Salvador, fortaleciendo conocimientos y prácticas en cultura de paz, manejo de conflictos y habilidades para la vida.

El proyecto fue realizado en dos fases: la primera inició en el mes de agosto de 2010 y finalizó en el mes de agosto de 2011, en beneficio de 3 centros educativos públicos: el Centro Educativo José Antonio Rodríguez Porth, el Centro Educativo José Matías Delgado y el Complejo Educativo Dr. Romero Humberto Alvergue.

En la segunda fase, iniciada en 2012 y finalizada en abril de 2013, se amplió el proyecto dedicando más atención a diversos casos de violencia especial, tales como violencia sexual, agresiones físicas y venta y consumo de drogas. El trabajo en la segunda fase incluyó la creación de Consejos Consultivos Zonales, la creación e implementación de un modelo de Mediación Escolar y la creación e implementación de protocolos de atención interinstitucional. Se incorporaron 6 centros educativos más y se desarrolló un proceso de sinergias entre instituciones y actores a nivel nacional, departamental y local.

Alianzas

La implementación del proyecto fue producto de la articulación entre instituciones tanto las involucradas directamente como otras que se incorporaron en su ejecución. UNICEF aportó la financiación a través del Fondo para el Cumplimiento de los Objetivos del Milenio (FODM), y estuvo encargada de dar seguimiento y monitorear la construcción y ejecución del proyecto.

Así mismo se involucró el Ministerio de Educación (MINED), responsable de facilitar los vínculos con las instituciones educativas, así como de acompañar y brindar apoyo a lo largo de la ejecución para el abordaje de temas como la transformación pedagógica y mediación escolar.

Participaron la Alcaldía Municipal de San Salvador, como referente institucional a nivel local del Programa Conjunto participante de las acciones que requerían un trabajo coordinado entre las distintas actividades; y la Fundación Salvador del Mundo (FUSALMO), responsable de la implementación y sistematización del proyecto en los centros escolares.

Estrategias de Comunicación: 

El proceso de formulación del proyecto llevó a cabo con la participación conjunta de las instituciones involucradas, que a través de 4 reuniones-talleres definieron desde los objetivos hasta las propuestas de las acciones a implementar. Parte de este trabajo incluyó la identificación de los centros escolares que se incorporarían al proyecto.

Durante su ejecución, el fomento de la convivencia escolar y la cultura de paz consistió en la implementación de estrategias particulares en las que los estudiantes, docentes, madres y padres e instituciones amigas de los centros escolares fuesen los protagonistas. En este marco se ejecutaron acciones como:

* Juego limpio: una estrategia que considera el deporte como una herramienta básica a través del cual se promuevan actitudes de convivencia pacífica. Incluyó la realización de jornadas de formación sobre juego limpio para equipos de docentes y jóvenes; y una jornada de convivencia escolar en la que participaron 8 instituciones educativas vinculadas al proyecto.

* Recreos dirigidos: espacios de participación donde los niños y jóvenes se incorporan a actividades deportivas, recreativas y culturales, en las que se promueve la socialización y la convivencia. La estrategia incluyó la realización de un taller en cada centro escolar para los  equipos docentes sobre la ruta pedagógica de un recreo dirigido; y la entrega de materiales lúdicos, deportivos y para manualidades que enriquecieran las actividades y ampliaran los recursos disponibles en cada institución. Una vez fueron capacitados los equipos docentes y distribuidos los materiales de apoyo,  se llevaron a cabo jornadas para poner en práctica los aprendizajes del equipo docente con el apoyo del personal técnico del proyecto.

*Verano Aventura: Realizado durante el período de vacaciones escolares, como alternativa para la niñez y la adolescencia en el uso de su tiempo libre. Se desarrollaron actividades o talleres de tipo recreativo, lúdico y deportivo, enfocados en valores y elementos formativos para niños y jóvenes. Las jornadas incluyeron talleres de manualidades, teatro, danza folclórica, dibujo y pintura, entre otros.

*Formación a la comunidad educativa. Proceso enfocado en enriquecer a la comunidad en las temáticas importantes para la convivencia y mejorar los ambientes educativos.

*Núcleos de cultura de paz: espacios de participación, en donde toda la comunidad educativa realiza actividades de convivencia y de promoción de la cultura de paz, y reflexión hacia la búsqueda de soluciones para prevenir la violencia en sus respectivas localidades.

Cada una de estas estrategias se desarrolló en los centros escolares de manera independiente y en algunas ocasiones de forma conjunta a fin de enriquecer las experiencias. Las jornadas se sustentaron en momentos formativos y la búsqueda de su réplica en los ambientes escolares.

En cuanto al fortalecimiento de las capacidades institucionales para la atención de situaciones de violencia, en el marco del proyecto se construyeron colectivamente mecanismos como los Consejos Consultivos Escolares y elaboración de herramientas de apoyo, para que las instituciones educativas pudiesen organizar y ejecutar estas acciones de forma autónoma y sostenible. Entre ellos, un proceso de mediación escolar, la construcción de protocolos de actuación ante situaciones de violencia identificadas en el ámbito escolar, y la creación de una Red de Apoyo Interinstitucional que facilita la atención de casos de violencia.

Tema: 

Niñez, Juventud, Educación, prevención de la violencia.

Puntos clave: 

En octubre de 2013 se presentó el informe final de evaluación del proyecto, considerando el enfoque de “Evaluación centrada en la Equidad desarrollado por Unicef”, con el fin de contribuir a la creación de un modelo validado para su replicabilidad en el marco de las políticas públicas.

Las conclusiones del estudio  muestran que “el modelo tiene un grado alto de eficacia para reducir el tipo de violencia presentada en los centros educativos. Un 51.9% de la población estudiantil encuestada considera que ha mejorado el ambiente de seguridad desde el año 2010".

El estudio señala además que "Dado que el programa tiene un fuerte componente para trabajar en áreas lúdicas y deportivas, cultura de paz, promoción del liderazgo y formación de estudiantes para la resolución y mediación de conflictos, se considera que la estrategia ha sido la adecuada para abordar los tipos de violencia que se presentan en los centros educativos".

Entre otras conclusiones, se evidencia que los Consejos Consultivos Zonales son funcionales, ya que ha logrado el involucramiento de las personas de la comunidad para la formación, el desarrollo de actividades deportivas y de recreación, así como otros acuerdos interinstitucionales. La mediación escolar ha sido una estrategia bien valorada por estudiantes y docentes, quienes expresaron que les ha ayudado para la resolución de conflictos, en el centro escolar (caso de docentes) y en su vida cotidiana (estudiantes)".


Oprima acá para ver el informe completo.

 

Contacto:

UNICEF El Salvador

Email: sansalvador@unicef.org

Boulevard Santa Elena y Calle Alegría. Edif. Interalia 4 piso. Santa Elena

Antiguo Cuscatlán. La libertad, El Salvador.

Tel: 503 2252.8800

Página web.

Socio de texto: 

Gobierno de El Salvador, Gobiernos Locales y el Sistema de las Naciones Unidas, Alcaldía Municipal de San Salvador, Instituto Nacional de Juventud, Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Fuente: 

Tomado de la página web de UNICEF El Salvador y del Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM).