Fecha
Año: 
2006

Este estudio fue realizado por el Nathiba Hargovandas Lakhmichand Medical College, Ahmebadad Municipal Corporation y el Instituto Nacional de Investigación en Malaria en la India.  Se enfoca en investigar el brote del chikungunya en la ciudad de Ahmedabad durante el año 2006, con el fin de estimar la prevalencia de casos sospechosos. Se averiguaron los patrones demográficos, es decir las características de la población infectada, y las proporciones de varios síntomas entre los casos. Además de ésto, los autores evaluaron la efectividad de las medidas de control, entre las que se incluyen actividades de IEC - Información, Educación y Comunicación- implementadas por el sector de salud pública.

Metodologías: 

El estudio se realizó usando un cuestionario estándar, con una prueba previa (pretest n=612) dos semanas antes del estudio. El cuestionario también incluyó información sobre los tratamientos, conocimiento de la prevención y control, y actividades realizadas por el departamento de salud local.  Se seleccionaron 30 casas por cada uno de los 43 barrios en donde se identificó mayor brote del virus. 

Cambia El Conocimiento: 

Según las personas encuestadas, las actividades de control y prevención incluyeron visitas de trabajadores de salud para crear conciencia, lanzamiento de larvacidas, fumigación  y distribución de panfletos. Todo esto fue llevado a cabo por el Departamento de Salud. Así mismo, se destacó que los trabajadores de salud llegaron a la mayoría de las casas para las actividades de prevención y control. Los resultados muestran que el 53.7% de los participantes tenían información correcta o conocimientos sobre el virus.

Prácticas: 

El estudio muestra que el 58% manifestaron haber usado repelente anteriormente. Por su parte, un 67.6% de las personas infectadas buscaron tratamiento en entidades de salud privadas, el 23% en públicas y el 8.5% no obtuvo ningún tratamiento.

Resultados: 

Un total de 1.301 casas fueron encuestadas cubriendo de 6.667 personas. En cuanto a los síntomas,  se encontró que la prevalencia de la fiebre luego de un mes fue de 51.3%, mientras del dolor coyuntural de 41.7%.  La prevalencia de casos sospechosos de chikungunya entonces fue de 32.9%.

De igual forma, los autores encontraron que la distribución de casos sospechosos fue mayor en la zona norte. También hubo un gran número de casos en los suburbios, que en otro tipo de sectores.  El estudio demostró que las mujeres y los adultos mayores tuvieron mayor afectación por el virus.

Muchos artículos de periódicos y ONGS expresaron escepticismo sobre el número de casos de chikungunya reportados por el gobierno. En el estudio se demostró que la mayoría obtenían tratamientos del sector privado, lo cual podría explicar la baja prevalencia reportada por el gobierno.