La Coordinación Nacional de Información Pública y Comunicación (CYPyC) y el Programa de Funciones Esenciales de Salud Pública (FESP), ambos dependientes del Ministerio de Salud de la Nación Argentina, desarrollaron a mediados de 2010 una encuesta nacional que tuvo como principal objetivo trazar una línea de base que contemple las capacidades institucionales en comunicación de los ministerios nacional y provinciales, con el fin de mejorar su gestión e institucionalizar las áreas de comunicación.

El estudio fue realizado por Daniela Bruno, Valeria Zapezochny, Andrea Jait, Lucila Tufro y Carolina Casullo del Ministerio de Salud de la Nación Argentina; y Carolina Deguer, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La muestra estuvo conformada por 113 comunicadores integrantes de áreas, direcciones y programas del Ministerio de Salud de la Nación y de sus pares provinciales. Los principales ejes temáticos indagados fueron necesidades, demandas y expectativas de asistencia técnica y capacitación de los colegas comunicadores del sector, trayectoria profesional y formación específica, condiciones de trabajo, nivel de conocimiento de la oferta formativa específica en su provincia, caracterización del sistema de medios provincial/municipal y del sector asociativo, entre otros.

En el diseño de la encuesta y de los posteriores encuentros se concibió el campo de acción de la comunicación en la política pública y sanitaria en particular de manera más amplia, actuando por los menos en tres dimensiones:

  • La dimensión de la política donde se negocian los contenidos, los recursos y el sentido general de cualquier iniciativa en materia de política sanitaria en la que los comunicadores pueden abogar para que las autoridades sanitarias y decisores de diferentes niveles y sectores conozcan iniciativas, las apoyen y contribuyan a su buen resultado, legitimándolas y convocando a otros para que participen en ella.
  • La dimensión organizativa donde los comunicadores pueden aportar a la construcción de espacios formativos, de encuentro y concertación, ya sea con otras áreas del mismo Ministerio o del Estado, o actores sociales estratégicos (formadores de opinión, universidades, gremios, sindicatos, organizaciones no gubernamentales y sociales o de base comunitaria, etc.) para activar redes de mediación y de concertación.
  • La dimensión sociocultural donde se ubican las acciones comunicativas que interpelan a la sociedad en general o a sus grupos específicos con el fin de comunicar la acción de gobierno, instalar y construir socialmente un tema o un nuevo enfoque sobre un tema, colaborar en la prevención de enfermedades y la promoción de la salud, y comprometer a actores sociales en una iniciativa de cambio.

En este artículo se presentan los principales hallazgos de la encuesta y algunas evaluaciones preliminares de la implementación en curso de iniciativas que con fines de empoderamiento se diseñaron a partir de las conclusiones que arrojó la encuesta nacional.

Metodologías: 

Durante el primer semestre de 2010 el equipo técnico de la CIPyC con la asistencia técnica y financiera del FESP se abocó al diseño, el testeo previo, la puesta a punto del cuestionario y el lanzamiento del estudio. Se realizó una reunión de coordinación con los Responsables Operativos Regionales (ROR) del FESP para introducir ajustes al cuestionario y consensuar la logística más conveniente para la administración y recepción de la encuesta. Los ROR fueron los encargados de identificar a los comunicadores en el nivel provincial, garantizar que recibieran los cuestionarios vía electrónica y asegurar que las respuestas llegaran en tiempo y forma a la CIPyC. Para la administración, seguimiento y monitoreo de la encuesta se diseñó una mesa de consultas para atender dudas y sugerencias de las provincias.

A los efectos de este estudio se consideraron “comunicadores” aquellas personas que tuvieran a su cargo o estuvieran directamente involucradas en tareas que los equipos reconocieran como relativas a la “comunicación social” (diseño y realización de campañas, producción de materiales informativos y educativos, prensa, movilización social y comunitaria, etc.) independientemente de que pertenecieran a áreas, direcciones o programas de Prensa o Comunicación o similares -de hecho participaron un importante número de comunicadores de áreas de promoción o educación para la salud- o tuvieran formación técnica específica en la materia. No era necesario tener un título en comunicación o especialidad afín.

Durante los meses de mayo, junio y primera quincena de julio se realizó el envío y recepción de los cuestionarios. A fines de julio se inició la carga de datos para su posterior análisis que concluyó en el mes de agosto de 2010.

Resultados: 

Esta experiencia permitió contar con un primer "mapa" de capacidades, habilidades y condiciones de trabajo de los periodistas de todo el país. El análisis de más de un centenar de encuestas respondidas fue la base para la posterior realización de una serie de iniciativas a nivel nacional, regional y provincial que combinaron la articulación inter-programática, la capacitación continua, el intercambio de experiencias y la definición de una agenda común.

Durante los encuentros presenciales con periodistas de las provincias, en momentos posteriores a la encuesta, se advirtió la necesidad de construir y apoyar desde el nivel nacional iniciativas para posicionar a la comunicación como dimensión estratégica de las políticas sanitarias. Una y otra vez aparecía en los debates la demanda de acciones con vistas a fortalecerlos para que accedieran a recursos, desarrollaran capacidades, se reconocieran y los reconocieran (decisores y equipos técnicos) como profesionales capaces y legítimos para ocupar posiciones más estratégicas en la toma de decisiones de la política sanitaria. 

La encuesta permitió verificar que un escollo fundamental para lograr ese requerimiento es la tradicional concepción de la comunicación (incluso por parte de los mismos comunicadores) como el manejo de los medios y el cuidado de la imagen pública de la autoridad sanitaria.

Oprima acá para ver documento completo.

 

Contacto:

Daniela Bruno

Tel: 011 4362 5281

Email: danielapaolabruno@gmail.com

Fuente: 

Tomado de la Revista de Comunicación y Salud. Vol.1, nº 2, pp. 5-18.