See video

Durante la apertura de IAMCR 2017 en Cartagena Colombia, varios investigadores rindieron homenaje a Jesús Martín Barbero, filósofo y comunicador, quien hace ya 30 años escribió un libro que marcaría la historia del pensamiento latinoamericano en comunicación: "De los Medios a las Mediaciones".

Omar Rincón, investigador y periodista colombiano, fue el encargado de moderar esta sesión en la que participaron cuatro profesores reconocidos en el campo de la comunicación: Germán Rey (Colombia), Profesor de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontificia Universidad Javeriana y Consultor de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano; Francisco Sierra (España), Profesor de Teoría de la Comunicación y Investigador del Instituto Universitario de Estudios Latinoamericanos (IEAL), Director del Grupo Interdisciplinario de Estudios de Comunicación, Política y Cambio Social; Amparo Marroqui Parducci (El Salvador), Directora de Estudios Superiores en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas; y Nick Couldry (Inglaterra), profesor Profesor de Medios, Comunicación y Teoría Social en el Departamento de Medios y Comunicaciones del London School of Economics. 

Algunos apartados de cada reflexión sobre Jesús Martín Barbero y su obra se exponen a continuación: 

Nick Couldry: “Nunca olvidaré la mañana en la que me encontraba leyendo el libro "De los Medios a las Mediaciones" en la Universidad de Oxford; corría el año 1994. Uno o dos años antes había empezado a estudiar medios de comunicación, después de una carrera anterior muy diferente… esa mañana tuve mucha suerte al descubrir la obra de Jesús Martín Barbero. Por supuesto, estaba leyendo su traducción al inglés publicada en 1993; por fin tenía en mis manos el libro que había buscado hace tiempo… en las páginas de Jesús Martín Barbero encontré respuesta a las luchas, a los regocijos y a las decepciones…se me desveló lo más importante y lo que ya comprendía como justificación para dedicar el resto de mi vida a estudiar los medios, es decir, la posibilidad de que las personas pudieran usar los medios de comunicación para cambiar su vida. …En su libro Martín Barbero, no solamente hizo un análisis de los medios, sino que encontró una palabra que resume su pensamiento revolucionario. La palabra fue: mediaciones… la idea de que las investigaciones sobre los medios tienen que convertirse en las exploraciones de las mediaciones… en un proceso de transformación cultural que no arranca ni emana de los medios… es decir, estudió a los medios para encontrar el camino de lo social en la comunicación, y ésto es exactamente lo que se había perdido en la tradición de la comunicación de masas. Él develó que la historia de nuestro campo global de comunicación es una mucho menos centralizada de lo que habíamos creído; es por ésto, que ahora en su cumpleaños 80 debemos recordar con respeto la obra de Jesús Martín Barbero”. 

Amparo Marroquí: “Jesús Martín Barbero arranca un diálogo que aún despierta preguntas nuevas. Él venía de sitios bastardos, de la memoria popular, de la religiosidad de su madre, de la dictadura y de las formas cotidianas de resistencia. Venía ya entonces cartógrafo, ya entonces mestizo...  "De los Medios a las Mediaciones" implicó cuatro desplazamientos de la filosofía tradicional. El primero fue el desplazamiento del mapa geográfico, desplazó la teoría desde Europa hasta América Latina. El segundo, es un desplazamiento disciplinar, Martín Barbero interrogaba al revés. Para los comunicadores preguntaba desde la filosofía, para los filósofos desde la antropología y para los antropólogos desde la comunicación; se preguntaba por los insospechados orígenes con los que hemos nombrado tantas categorías que en algún momento creímos que teníamos claras: qué es lo popular, qué es lo masivo, qué es la hegemonía, qué son los medios, qué son las mediaciones. El tercero, es un desplazamiento metodológico. El libro planteó una ética de la escucha, de múltiples escuchas y diálogo, cogió voces muy diversas, desde tesis de estudiantes, discusiones en clase, etc, para preguntarse por lo que implican los medios, no para las industrias sino para la vida cotidiana de las personas. El último movimiento es más existencial, es lo que yo podría llamar un movimiento ontológico. Jesús Martín Barbero fue al encuentro de la sensibilidad del otro, colocó al centro de la reflexión una cultura popular… no se trata de quedarnos en un homenaje de palabras bonitas, se trata de volver a entender cómo se nos sigue moviendo el mapa de lo conocido hasta lo irreconocible. Lo popular nos sigue habitando como una posibilidad política que debemos saber aprovechar, se trata de volver a encontrar esas nuevas formas populares de la esperanza”. 

Francisco Sierra: “No hay texto sin pretexto ni contexto; en el proceso de comunicación, como en la música, se requiere de silencio para ser efectivo. Su lectura es una radical apelación al silencio y a la memoria de los olvidados. Reconocer el aporte de su obra es rendir tributo a quienes callan y son olvidados. Significa valorizar la densidad de la memoria, de la historia, de la sensibilidad popular, reconocer la memoria de su madre, de los pobres campesinos castellanos de su provincia natal, rendir tributo a los campesinos ignorados.  Sólo es posible situar su obra en este contexto y esta lectura, entendiendo qué significa para él Colombia. Martín Barbero es un sujeto producto del pensamiento mestizo, por lo que no es posible comprender la perspectiva de las mediaciones sin situar los aportes del autor en esta amplia y diversa expresión de las culturas populares de América Latina… este libro está muy conectado con diálogos, con colegas, con su liderazgo en FELAFACS, está conectado a una red que hace posible esa productividad y proyección de los medios a  las mediaciones”. 

Germán Rey: “El periodo en el que ha vivido y escrito Martín Barbero ha sido uno de los más convulsionados en Colombia, pero rico en cambios. Es a esos cambios y a esas personas a las que su pensamiento ha acompañado. Mirar sociedades que migran de sus formas de vivir corrientes a partir de la clave socio cultural, no era lo habitual, y hacerlo desde los procesos de comunicación, resultaba más extraño y excéntrico. Los mapas de ese entonces eran contenidos limitados y sobre todo aislados. Jesús Martín Barbero nos puso a descifrar el mismo mundo pero de diferente modo. Fue y continúa siendo una irrupción en el paisaje de los estudios de comunicación porque descentró las aproximaciones a la comunicación que por entonces, eran predominantes, introdujo un panorama teórico y problemático que facilitó las conexiones de la comunicación con la cultura, lo cotidiano, la política… visto desde hoy es una especie de objeto vivo que ha permanecido aparentemente invariable porque el cuerpo discursivo del libro se mantiene sin modificaciones…”

Oprima para ver la primera parte de la sesión

Oprima para ver la segunda parte de la sesión.