Fecha Textos: 

2002

Henk van Beers,Save the Children Suecia.
Resumen: 

Siempre es necesario tener en cuenta las consideraciones
de carácter ético a lo largo del proceso de involucración
del niño (y más allá). Dichas consideraciones podrán
variar, al relacionarse con factores como la edad de los
niños/niñas participantes, la etapa de desarrollo en que se
encuentran, su experiencia, grado de exposición y el fondo
sociocultural a que pertenecen, su estatus y su sexo,
además del tema de que se trata y de quiénes son los
adultos que toman parte. Bajo los siguientes epígrafes se presentan ciertas notas orientativas básicas con respecto a la involucración del
niño.

Textocompleto: 
  • Participación voluntaria: La participación del niño en cualquier iniciativa tiene que ser voluntaria. Durante el proceso los niños deben poder
    ejercer su derecho a cambiar de opinión sobre si participar o no.


No discriminación: La representación del niño debe relacionarse con los específicos temas en cuestión, y se debe adoptar un
enfoque inclusivo.


Provisión de información y acceso a la misma: Es necesario que los niños estén suficientemente informados acerca del propósito, el proceso,el resultado que se espera y las implicaciones de su participación. Deben contar con oportunidades para recoger y analizar
datos por sí mismos.


Confidencialidad y privacidad: La identidad de los niños/niñas y la información que facilitan deben tener carácter confidencial. La
comunicación de la información facilitada por el niño a un
público más amplio es algo que solamente se debe hacer
con su consentimiento,y no debe suponer un riesgo para ellos.


Evitar que los niños incurran en riesgos: La participación del niño podría interferir con su
educación o son su trabajo. Las personas que facilitan la
involucración de los niños y niñas deben ser conscientes
de que los niños pueden incurrir en riesgos cuando
expresan sus opiniones o discuten temas delicados en un
grupo.


Reconocer de modo prominente los aportes de los niños:
Durante todo el proceso de participación del niño, se
debe otorgar a las opiniones infantiles el mismo respeto que a las de los adultos, y deben ser tomadas en
consideración en el máximo grado.


Facilitar reacciones y com entarios y efectuar el
seguimiento:
Los niños deben ser informados sobre el resultado final
de las decisiones tomadas, y se les debe facilitar la
oportunidad de reaccionar.Se deben realizar esfuerzos
encaminados a hacer que la participación del niño sea una
parte integral de todas las actividades, decisiones y
políticas que afectan a los niños. Entre los factores que merecen consideración cuando se facilita la participación del niño están los siguientes:
  • Principios democráticos o equitativos – considerar si la
    elección/la representación son imparciales.
  • No se deben expresar juicios de valor – no se debe
    uno basar en estereotipos atribuidos a ciertos grupos
    de niños.
  • Se debe hacer uso de métodos y planteamientos
    apropiados que se adecúen bien a los talentos,
    capacidades y circunstancias del niño.
  • Destrezas de facilitación. Entre las destrezas
    importantes de facilitación se pueden incluir: alentar al
    niño, crear un clima de confianza mutua para hacer que
    se sienta cómodo, mostrarse respetuoso, sincero, sin
    imposiciones, creativo, activo, paciente y flexible.
  • En las interacciones entre los niños/niñas y los
    facilitadores se debe disponer que haya tiempo
    suficiente para que los niños y los adultos lleguen a
    conocerse, a fin de conseguir que el niño se sienta
    cómodo.
  • Otros adultos: es posible que sea preciso informar a
    otros adultos que no intervienen directamente,como
    por ejemplo los padres, los profesores, las autoridades
    de educación y los líderes de la comunidad, acerca de la
    actividad que se desarrolla, con el fin de impedir
    interferencias o repercusiones. Con ello, además, se
    puede lograr un mayor grado de apoyo para el niño.
Fuente: 

Tomado del CRIN Newsletter Número 16 - Octubre de 2002.