Fecha: 
Junio 12, 2009

María de la Luz Savagnac es la Jefa del Departamento de Fomento del Consejo Nacional de Televisión de Chile desde el 2005 hasta hoy. Administra el Fondo Concursable -uno de los fondos más importantes de Latinoamérica- y supervisa los proyectos ganadores del Fondo, tanto de Canales de Televisión como de Productores Independientes. En estos 3 últimos años, alrededor de 75 proyectos de televisión han recibido este premio. María de la Luz se ha desempeñado como Directora de Programas de Televisión en TVN (Televisión Nacional de Chile), realizadora de programas culturales, documentales, cine y programas infantiles. También ha sido docente de taller de televisión en la Universidad UNIACC y en la Universidad Católica, ambas en Chile.

Resumen: 

Ponencia de María de la Luz Savagnac durante la Muestra Iberoamericana de Televisión Infantil (Bogotá, Colombia. 11 y 12 de junio de 2009), evento organizado por la Comisión Nacional de Televisión y los canales regionales de televisión de Colombia, con el apoyo de La Iniciativa de Comunicación en los procesos de gestión de conocimiento y convocatoria.

 

El Consejo Nacional de Televisión de Chile entrega actualmente el subsidio más importante a la producción televisiva de ese país. A través de su Fondo de Fomento a la Calidad busca promover, financiar o subsidiar la producción, transmisión o difusión de programas de alto nivel cultural o de interés nacional o regional. El Fondo-CNTV data de 1993, y cada año entrega recursos a la producción de programas televisivos tanto de productores independientes como de canales de televisión. El monto total del Fondo-CNTV para el año 2009 asciende a un total de casi 7 millones de dólares, dinero en su totalidad destinado a la producción de programas de televisión de calidad. De este monto, un porcentaje significativo apoya la producción audiovisual infantil.

 

Oprima acá para ver el PPT de la presentación.

Textocompleto: 

Para comenzar mi presentación, les quiero comentar que la televisión en Chile no es dependiente del poder ejecutivo; este sólo ejerce una regulación técnica a través de la Subsecretaría de Telecomunicaciones. La regulación de la Televisión de libre recepción ha sido entregada, por mandato expreso de la Constitución Política que lo creó, al Consejo Nacional de Televisión.

 

El Consejo está conformado por un Presidente, que es nombrado por el Presidente de la República y 11 personas más, que son propuesta también por la Presidente de la República y aprobados por el Parlamento. Todas estas personas duran ocho años en su cargo, de forma que aunque haya cambio de gobierno, no hay cambio de consejeros. Esto le da al trabajo del Consejo continuidad y posibilidad de producir resultados.

 

El objetivo principal del Consejo es generar calidad en la programación nacional. No queremos televisión chatarra, es decir, que la emitamos y a la siguiente semana no tenga validez alguna. Lo que queremos es que los canales emitan televisión cultural, y eso es lo que regulamos.

 

Uno de los mecanismos del Consejo para lograr este objetivo es el Fondo CNTV, que tiene como objetivo promover, financiar o subsidiar la producción, trasmisión o difusión de programas de televisión de alto nivel cultural y/o de interés nacional o regional. 

 

A través de concurso público, el Fondo apoya el desarrollo de proyectos de televisión de calidad. Para nosotros la calidad tiene que ver con  la originalidad en los proyectos, la efectividad del contenido, la propuesta audiovisual, un mensaje innovador e interesante y  altos niveles técnicos.

 

Tenemos como objetivo elevar el nivel de calidad y estimular al conjunto de la industria televisiva. Y creo que lo logramos. Antes de la creación del Fondo no había en Chile programación infantil nacional. Sí había programas infantiles, pero comprados en el extranjero. En este momento, todos los canales de libre recepción nacional tienen un área infantil y, para orgullo del Consejo Nacional de Televisión, les cuento que toda la programación es financiada por éste.

 

Otra evidencia del papel que cumple el Fondo es la promoción del trabajo de las productoras independiente. Por ejemplo, el Fondo fue el que dio el impulso para el desarrollo del programa “31 Minutos” y fue tan buena la percepción del público, que los canales de televisión se dieron cuenta que, había público para ese tipo de programa, de forma que crearon sus propias áreas de televisión infantil y dieron especio a nuevos productores y sus ideas.

 

El Fondo se creó en el año 1993  y ya hemos financiado 137 programas de distintos formatos televisivos y 5 campañas de promoción social orientadas al público infantil y familiar, exhibidos por canales de televisión abierta.

 

En cuanto al funcionamiento del Fondo Concursable, lo primero es seleccionar a los evaluadores encargados de asesorar al jurado. Se trata de expertos nacionales e internacionales  del más  alto nivel; personas que hayan trabajado en diferente áreas. Sobre este tema, les cuento que nunca los postulantes al fondo han tenido que hacer una apelación al Consejo. Esta credibilidad y aceptación de las decisiones tomadas por el Consejo se debe a la reconocida trayectoria de los evaluadores, que son seleccionados muy cuidadosamente. Se debe además, a que el proceso de evaluación es manejado con transparencia.

 

El proceso de evaluación culmina en una ceremonia de premiación, que cuenta con todos los representantes del medio televisión nacional y autoridades relacionadas con el área de la  televisión.

 

Les quiero contar algo sobre los procesos de selección del Fondo:

 

La primera etapa es la técnico financiera, dedicada a verificar que el postulante haya cumplido con todos los requisitos establecidos. En esta instancia se revisa por ejemplo que el presupuesto sea correcto. Si nos dicen que un proyecto vale $100 y nos damos cuenta que vale $180, puede ser descalificado; de igual forma, si nos dicen que vale $100 en realidad vale $30. Debe haber una coherencia en este sentido y para garantizarlo, enviamos  a los postulantes una lista de los precios del mercado (cámara, estudios, coproducción, sonido, musicalizadores, guionistas, etc.), que les sirva de guía, de margen y de forma que no nos puedan engañar.

 

Esta primera etapa es absolutamente objetiva. La segunda es más subjetiva, se refiere a los contenidos artísticos.

 

Una vez seleccionados los ganadores, se hace una disposición legal, que es una especie de contrato para la  entrega los recursos o a los beneficiarios, que son productoras o canales de televisión. Se hace un cronograma de trabajo y se supervisa el programa hasta su finalización.

 

Cada año renovamos los evaluadores y en general tratamos de mejorar. En 2002 había solamente 3 categorías. Al año 2009 contamos con 10 categorías: Miniserie Histórica, Series de Ficción, No Ficción, Programas de Interés y procedencia Regional, Infantil: hasta 6 años, Niños: más de 6 años, Financiamiento de Nuevas Temporadas de programas ya premiados por el Fondo, Financiamiento de la emisión de Documentales ya realizados, Microprogramas y Fondo de Producción Local.

 

Esta última categoría se refiere al Fondo de Antena, más chico económicamente, que permite financiar programas para su transmisión en canales locales. Desde el 2009 los dos fondos se fusionan.

 

Para terminar, quiero destacar que el monto asignado para 2005 fue de $974.041.000, mientras que para 2009 fue de $4.275.192.000, lo cual quiere decir que aumentamos en los últimos tres años en 340 por ciento el dinero que nos dio el Estado.

Fuente: 

Ponencia de María de la Luz Savagnac durante la Muestra Iberoamericana de Televisión Infantil (Bogotá, Colombia. 11 y 12 de junio de 2009).