Evaluación participativa es un proceso mediante el cual la gente se reúne y desarrolla conocimiento conducente a la acción y el cambio. Involucra a los participantes en la evaluación de un programa, una evaluación comunitaria, el análisis de una política u otras investigaciones. La evaluación participativa puede ser un proceso formal, que requiere considerables recursos, o un proceso informal que intenta responder a un puñado de preguntas centrales.

Elementos: 

La evaluación participativa comprende los siguientes pasos:

  • Organizarse: Generalmente, una o más personas toman la iniciativa y establecen contacto con un puñado de otras personas. Forman un equipo de evaluación, establecen objetivos y elaboran un plan de evaluación ¿Cómo se organizarán para la evaluación? ¿Quién hará qué y cuándo?
  • Formular preguntas: En este paso los participantes formulan preguntas que son esenciales para la evaluación ¿Qué desean saber? ¿Qué preguntas harán? ¿Cuáles son algunas fuentes de información?
  • Recolectar información: La recolección de información comprende muchos métodos, tales como: observaciones, entrevistas, grupos focales, encuestas y reuniones de retroalimentación. ¿Cuáles se ajustan mejor a su situación?
  • Darle sentido a la información: Se trata de un paso sistemático para hacer que la información sea más fácil de usar, sus patrones y temas más fáciles de analizar y su significado más fácil de interpretar, extrayendo conclusiones y formulando recomendaciones para la acción.
  • Compartir con otros: En este paso, los evaluadores/as comparten la información con otros, identificando a los interesados (stakeholders), preparando informes, haciendo presentaciones y difundiendo los resultados.
  • Emprender acciones: Evaluación participativa significa “aprender para la acción”, de manera que ¿qué acciones van a emprender? ¿Qué van a hacer con lo que aprendan de la evaluación? Existen varias estrategias a disposición de los jóvenes para generar un cambio en la comunidad.
Aplicaciones: 

La evaluación participativa es una experiencia particularmente empoderadora para los jóvenes. Cuando los jóvenes hacen sus propias preguntas, en lugar de las preguntas provistas por autoridades adultas, recolectan su propia información, en vez de aceptar acríticamente la de otros, y formulan su propia estrategia, en vez de mantener el statu quo, pueden incrementar su nivel de influencia en las organizaciones y comunidades.

 

Experiencias de uso de evaluación participativa incluyen:

  • Jóvenes en México utilizan la evaluación participativa para explorar nuevas formas de defender sus derechos sexuales y reproductivos.
  • En la ciudad de Juarez, jóvenes evalúan la acción del gobierno local y promueven políticas para enfrentar la delincuencia
  • callejera.
  • Jóvenes bonaerenses analizan la precariedad de las condiciones laborales en las que se encuentran y diseñan un programa de actividades que incluye capacitación específica para favorecer la empleabilidad, la promoción del desarrollo personal y la inclusión social.
  • En Yucatán, jóvenes documentan el impacto del uso intensivo de plaguicidas y agroquíicos en la agricultura, difunden los resultados entre los jóvenes, la comunidad, autoridades locales y medios de comunicación.
  • Jóvenes chilenos lanzan el primer observatorio ambiental juvenil para difundir la visión de los jóvenes respecto al medio ambiente y sus propuestas de solución a los problemas de sus comunidades.
  • Jóvenes de Villa el Salvador, escribieron un informe sobre su evaluación de las actitudes de los jóvenes frente a la seguridad en su barrio. Enviaron copias con recomendaciones a los gobierno locales.
  • Las jóvenes del Callao, observaron un alto índice de embarazo adolescente en su barrio, prepararon un informe basado en una evaluación de la situación. Enviaron una copia al Ministerio de Salud solicitando charlas de salud sexual y reproductiva para los jóvenes de su zona.
  • Jóvenes de Barrios Altos presentaron sus perspectivas sobre las políticas públicas en reuniones con funcionarios
    de la municipalidad. Los jóvenes se dieron cuenta que reunidos y organizados son una coalición capaz de responder a una mayor demanda y tienen mayor impacto en su comunidad.
  • Jóvenes del barrio Canto Grande en San Juan de Lurigancho, evaluaron la contaminación de su barrio por causa de la basura y publicaron sus hallazgos y posibles soluciones en su página web.
Fuente: 

Tomado del manual "Evaluación Participativa con Jóvenes".