Resumen de la Teoría: 

De acuerdo con este planteamiento, uno de los principales retos cuando se trata de erradicar la pobreza y alcanzar el desarrollo sostenible, es el hecho de que nuestras economías, gobiernos y sociedades operan en gran medida, como silos o compartimientos aislados. Existe una interacción limitada entre los diferentes temas y sectores que no permite maximizar sinergias y minimizar desbalances y que no toma en consideración efectos que pueden surgir en otros sectores y en otros momentos.

Sin embargo, de acuerdo con el Enfoque Integrador, los los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una oportunidad de entender el desarrollo de una manera diferente. La mayor contribución de los ODS, su verdadero valor agregado y poder transformador, consiste en que permiten conectar las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible. Los ODS son una oportunidad de impulsar el diálogo y la interacción entre ministerios y agencias sectoriales; entre el gobierno, el sector privado y la sociedad civil; y en general, entre todos los actores del desarrollo, para alcanzar resultados tangibles.

El Enfoque Integrador propone un abordaje ascendente o de abajo hacia arriba, que define primero, objetivos concretos y articulaciones entre sectores, para luego agruparlos en metas más amplias. Algunos objetivos harán parte de una sola meta; pero otros, aquellos que requieren abordajes intersectoriales y multidimensionales, harán parte de varias metas.

El Enfoque Integrador propende entonces, por la identificación de objetivos “bisagra” que requieran amplia articulación entre sectores y que impulsen en su avance, cambios estructurales, al igual que más rápidos y duraderos avances en la erradicación de la pobreza, en particular a nivel nacional.

Una vez definidos los objetivos, aquellos relevantes para un tema o sector serán agrupados en una meta “única”. Así, por ejemplo, los objetivos relacionadas con el saneamiento, el uso del agua, las enfermedades transmitidas por el agua, los caudales ecológicos, etc. se agruparán bajo la meta “ODS Agua". Sin embargo, los mismos objetivos serán también incorporados en metas u ODS de salud o seguridad alimentaria.

Como establece el documento, el proceso no es simple, pero sí mucho más sencillo, estructurado y significativo que una negociación de arriba hacia abajo, donde hay que comenzar por tratar de negociar metas abstractas.

Oprima aquí para descargar el documento (en inglés)

Fuente: 

Documento enviado a La Iniciativa de Comunicación por Ana María Romero, Departamento Nacional de Planeación, Colombia. Diciembre de 2015