Autor: 
Alexandra M. Oster, Kate Russell, Jo Ellen Stryker, Allison Friedman, Rachel E. Kachur, Emily E. Petersen, Denise J. Jamieson, Amanda C. Cohn, John T. Brooks.
Fecha de Publicación
Fecha de Publicación: 
Febrero 5, 2016
Año: 
2016
Mes: 
De febrero

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otras organizaciones de salud pública continúan estudiando el virus del Zika y la forma en la que se disemina. En febrero de 2016, la organización publicó las directrices provisionales para la prevención de la transmisión sexual del virus, dirigidas a hombres que hayan vivido en un área con transmisión activa del virus del Zika o hayan viajado a ella, y a sus respectivas parejas sexuales.

Estas recomendaciones fueron actualizadas a fin de incluir los períodos después de viajar a áreas con transmisión activa del virus del Zika o después de la infección, para que se tomen medidas de precaución correspondientes para reducir el riesgo de transmisión sexual del virus.

El documento señala que los hombres que hayan viajado a un área con transmisión activa del virus del Zika o residen en ella deberían usar condones de manera constante y en forma correcta durante el contacto sexual (ya sea vaginal, anal u oral) con sus parejas embarazadas o deberían abstenerse de tener relaciones sexuales durante todo el embarazo a fin de evitar el riesgo de transmisión sexual del virus del Zika que puede tener efectos adversos en el feto si se contrae durante el embarazo.

Igualmente para hombres y sus parejas sexuales no embarazadas que desean reducir el riesgo de transmisión sexual del virus del Zika, se recomienda usar condones de manera constante y en forma correcta durante el acto sexual o abstenerse de tener relaciones sexuales.

Según la opinión de expertos y a la información limitada pero en constante difusión acerca de la transmisión sexual de este virus, el período recomendado de abstinencia sexual o uso constante del condón depende de si los hombres tuvieron una infección confirmada o una enfermedad clínica similar a la enfermedad por el virus del Zika o si los hombres residen en un área con transmisión activa. 

Los CDC recomiendan además pruebas de detección del virus del Zika a toda la gente que pudo haber estado expuesta a través de relaciones sexuales y que presenta síntomas. Una mujer embarazada con posible exposición al virus por vía sexual debería hacerse la prueba si ella o su pareja masculina presenta los síntomas de la enfermedad. No se recomiendan las pruebas de detección en sangre, semen u orina para determinar la probabilidad de que un hombre transmita el virus del Zika por vía sexual. Esto se debe a que aún hay mucho que no se sabe acerca del virus y acerca de cómo interpretar los resultados de las pruebas de detección.

Idiomas: 

Español, Inglés