Es una iniciativa europea de salud pública anual que se celebra el 18 de noviembre. Tiene como objetivo sensibilizar sobre la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública y fomentar el uso prudente de estos medicamentos.

Los datos más recientes confirman que el número de pacientes infectados por bacterias resistentes crece en toda la Unión Europea, y que la resistencia a los antibióticos es una seria amenaza para la salud pública, por lo que esta estrategia busca contribuir a detener el desarrollo de bacterias resistentes y ayudar a que los antibióticos sigan siendo eficaces para las generaciones venideras. 

En 2010 el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos se centró en promover el uso prudente de los antibióticos en los hospitales.

Estrategias de Comunicación: 

 

A través de esta iniciativa se apoyan los esfuerzos realizados a nivel nacional para reducir el uso innecesario de antibióticos, mediante la elaboración y difusión de materiales educativos y campañas de sensibilización pública a través de radio, prensa, televisión e internet, dirigidas a padres de familia, personal médico y población en general.

 

Los materiales para la divulgación en los países están disponibles en la página web del programa y pueden descargarse de manera gratuita para ser utilizados en campañas y eventos locales y nacionales.  Estos materiales proporcionan un formato visual y un contenido comunes a las campañas de todos los Estados miembros de la Unión Europea y ayudan a que los mensajes sean uniformes y de mayor recordación.

Tema: 

Salud.

Puntos clave: 

Con el fin de abordar este problema de salud pública, el Consejo de la Unión Europea emitió en 2001 una recomendación en la que pedía a los países que adoptaran medidas para garantizar el uso prudente de los antibióticos (Recomendación del Consejo de 15 de noviembre de 2001 sobre la utilización prudente de los agentes antimicrobianos en la medicina humana).

 

De acuerdo con información del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), con base en esta recomendación, algunos países han puesto en marcha programas nacionales, incluidas campañas de sensibilización pública, y han observado una disminución del consumo de antibióticos y de la resistencia a los antimicrobianos.

Fuente: 

Tomado de la página web del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).