Numero: 
69
Fecha: 
Octubre 7, 2009

Red-Salud. La red de periodistas, fuentes, medios y organizaciones de la sociedad civil, comprometida con el diálogo, la reflexión y el aporte de ideas para mejorar la cobertura y el tratamiento de temas de salud en los medios de comunicación del continente.

 

Oprima aquí para suscribirse a Red Salud

 

***

 

FINALIZO EL CONSEJO DE REDACCIÓN "ATRÉVASE A HABLAR DE TRABAJO SEXUAL... DE OTRA MANERA"

 

Luego de una activa participación por parte de los miembros de Red-Salud y otros invitados, y 4.500 lecturas de las opiniones expresadas, cerró el Consejo de Redacción sobre trabajo sexual y salud, que contó con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

 

Cuatro semanas se extendió el diálogo, moderado por Alejandro Brito Lemus, periodista y activista contra el sida, Director del Suplemento Letra S, de Salud, Sexualidad y Sida del Periódico La Jornada, y de la Agencia NotieSe y autor del Libro "De Frente a la vida".

 

Fueron 75 participaciones de miembros de la red de 13 países vinculados a diversos medios y organizaciones de la región, entre éstas, Programa de Salud y Trabajo en América  Central; Universidad Nacional, Heredia - Costa Rica; Fundación Seroestatus - Colombia; PROGRESSIO-CONTRASIDA - El Salvador; Observatorio Venezolano de los DDHH de las Mujeres - Venezuela; Instituto de Cooperación y Desarrollo Integración, INDECODEI - Perú; International HIV/AIDS Alliance; Mujer TeVes - Colombia; UV Televisión - Ecuador y Acuerdo Cooperativo CDC/GAP y Tephinet - Honduras.

 

Participaron también, miembros de la REDTRASEX, Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y El Caribe, compuesta por 14 organizaciones de base que llevan a cabo labores dirigidas al reconocimiento del trabajo sexual y los derechos de las trabajadoras sexuales.

 

A continuación presentamos un panorama de los principales temas discutidos en el foro. Usted puede leer las participaciones completas en http://forums.comminit.com/viewforum.php?f=90&style=5

 

 

USO DEL LENGUAJE. DEFINICIÓN DE LOS CONCEPTOS "TRABAJO SEXUAL" Y "PROSTITUCIÓN" Y SUS DIFERENTES CONNOTACIONES CULTURALES.

 

"En cuanto a si se debería decir prostituta o trabajadora sexual, si  logramos hacer a un lado la connotación moral, creo que es un asunto de eufemismos y de diferenciación entre palabras tabú y palabras que no lo son. Considero que cualquier persona adulta está en el derecho de disponer de su propio cuerpo, siempre y cuando no lo use para hacerle daño a otros, y que se debería centrar la atención en la problemática de fondo, el origen del problema cuando lo hay, y enfocar esfuerzos a la información que promueva el sexo seguro, no sólo para el que ofrece el servicio, sino para el que en una noche de rumba eufórica, lo compra y no se cuida".

 

Marta Lucía Restrepo B. - Generadora de contenidos - markota.wordpress.com

 

 

"Es precisamente, quien ejerce el trabajo sexual, a quién le corresponde darle esa denominación y sentirse digno, digna de hacerlo".

 

Carlos Leiva - Honduras

 

 

"Yo creo que SI, que la PALABRA cambia, ser testigo silencioso, puede tomarse con complicidad o indiferencia. Desde que se "habla" del abuso sexual en la familia, por ejemplo, han aumentado las denuncias, la ley siempre va corriendo de atrás los hechos, así que ahora hay nuevas legislaciones para ese tema. Lo mismo pasa con el trabajador sexual, y con todos los sistemas ignominiosos para el ser humano. Para mucha gente, lo que no se dice, no existe, así que solo le damos valor de verdad en la medida que lo nombremos y esté en la agenda social de cada país".

 

Brenda E. Berriel - Psicóloga y Socióloga, especialista en Programas de Género - Uruguaya desde Barcelona

 

 

"Hablar de trabajo sexual es intentar la estrategia más certera para transformar las condiciones de vida de todas aquellas personas que no pudieron elegir el trabajo, y que sólo pudieron optar por él."

 

La pregunta "¿La prostitución es un trabajo o es una actividad de supervivencia?" ¿es la pregunta que tenemos que hacernos hoy quienes además de interpretar el mundo queremos transformarlo?"

 

Soledad Salinas - Área de Comunicación del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de la Argentina, AMMAR.

 

 

"Nuestra lucha por impulsar el término "trabajadoras sexuales" tiene que ver con quitarnos la pesada carga que hay sobre las palabras "prostituta" y "puta", que se utilizan como insultos. Además, se centran en una reivindicación histórica: somos trabajadoras, porque vivimos de nuestro trabajo. Estamos en desacuerdo con una forma de nombrarnos muy común en Centroamérica, que es: "trabajadoras sexuales comerciales.

 

Esa definición es de quienes apuestan a una "industria del sexo". A las trabajadoras no nos interesan las industrias que son riqueza para pocos. Quienes apuestan a una "industria del sexo" impulsan el retorno al reglamentarismo dentro de la prostitución, corriente que históricamente facilitó los procesos de trata de personas, a fines del siglo XIX y principios del XX.

 

Nosotras creemos en una sociedad diferente, igualitaria y sin patriarcado. Y queda por verse si en esa sociedad habrá alguna mujer que decida pararse en una esquina. En todo caso, no significará lo que hoy significa. En la sociedad actual, organizarnos es la mejor manera que encontramos las mismas trabajadoras sexuales para transformar nuestras condiciones de vida y de trabajo".

 

Vemos en este debate una confusión entre las situaciones de trata y explotación sexual infantil y el ejercicio del trabajo sexual. La trata es la cadena de compra, venta y traslado de mujeres a las que se hace esclavas y es un enorme problema, un delito y una mafia organizada que, como decíamos más arriba, existe hace siglos y necesita ser combatida. Nosotras creemos que no se la combate realmente porque existen fuertes complicidades políticas, ya que ningún negocio de traslado humano masivo puede hacerse sin complicidades de quienes controlan el ingreso y egreso de personas de los países. También condenamos la explotación sexual infantil, igual que el abuso sexual infantil que se da dentro de los hogares y afecta a millones de niños y niñas en el mundo. Ni la trata ni la explotación sexual infantil entran en la categoría de trabajo sexual..."

 

Eva Amorín, equipo de comunicación de la RedTraSex

 

 

OFERTA Y DEMANDA. CONSIDERACIÓN DE TODOS LOS ACTORES INVOLUCRADOS EN EL PROCESO.

 

"NO existirían trabajadoras sexuales sino hubiera consumidores, y a éstos ¿se les condena? ¿Cuántos de ellos obligan o ofrecen mayor pago por tener relaciones sin condón u otra actividad de riesgo?"

 

Kenia Regina Sánchez - Nicaragua

 

 

"En mi opinión, una campaña preventiva o un diagnóstico sobre salud relacionado con el tema  del comercio con el  cuerpo que hagan personas adultas no sólo debería separarse de su connotación moral, sino que debería involucrar a los que pagan por tener sexo. Además, debería leerse desde diferentes ángulos: la salud, lo social, lo sicológico, lo económico, etc., porque lo la oferta y la demanda se afectan mutuamente en cada uno de los aspectos que acabo de enumerar".

 

Marta Lucía Restrepo B. - Generadora de contenidos - markota.wordpress.com

 

 

CONTEXTO Y FACTORES DE ANÁLISIS

 

"Los derechos humanos son para todas y todos, y el hecho que las trabajadoras sexuales estén en esos lugares muestra que aún los gobiernos no están supliendo las necesidades básicas de calidad de vida, y son sobre todo gobiernos de Latinoamérica y África, donde la pobreza, el desempleo y hambre son factores determinantes".

 

Kenia Regina Sánchez - Nicaragua

 

 

"Entender que no todo es opresión, sino que también hay decisiones en nuestras vidas ayuda a entendernos en nuestra totalidad.

 

El trabajo sexual trae problemas muy graves, pero los más graves no son los que se están debatiendo en este foro; el maltrato policial, el riesgo de que nos metan presas, el aislamiento y la condena social que hacen que baje nuestra autoestima, el riesgo de que nos quiten a nuestros hijos argumentando que somos un "mal ejemplo" a pesar de tener todas las pautas de crianza y maternaje necesarias; los sobornos y los abusos de los dueños de los locales que se quedan hasta con el 70 por ciento de nuestros ingresos... esos son nuestros problemas".

 

Eva Amorín, equipo de comunicación de la RedTraSex

 

 

“Cuando hablamos de la problemática de las MUJERES que ejercen el trabajo sexual hay un análisis previo que es su condición de mujer en una sociedad machista”

 

Carlos Héctor Mesa - Argentina

 

 

CUBRIMIENTO DE LOS MEDIOS

 

"Yo trabajé por muchos años como periodista en Brasil. En esta capacidad, escribí inúmeros artículos sobre salud, pero nunca sobre "trabajo sexual y salud". Hoy me doy cuenta de que el tema es importante y de interés público (más allá de ser de interés "del público").  Pero hay muchas barreras para abordar temas relacionados a la sexualidad en los medios. Vi hace poco un estudio de Kelly McBride, del Instituto Poynter, según el cual el 85% de las notas sobre sexo en periódicos americanos aparece en las secciones de policía o variedades.  Es decir, el sexo casi nunca es abordado como tema de salud en Estados Unidos, cuyo estándares periodísticos muchos de nuestros medios emulan".

 

Paulo Lyra - Organización Panamericana de la Salud

 

 

"Generalmente, las trabajadoras sexuales salimos sólo en una sección: policiales y, en muchas menos ocasiones, en la sección ciencia o salud. En el primer caso, los artículos nos asocian a drogas, delincuencia, "antros de perdición". En el segundo, somos "focos de transmisión de enfermedades.

 

Nunca salen artículos sobre los crímenes contra trabajadoras sexuales, sobre las violaciones a los derechos humanos, sobre la vida cotidiana que llevamos. También, rara vez salen artículos sobre la doble moral de la sociedad, que nos condena con ríos de tinta mientras consume nuestros servicios en el anonimato.

 

Los abordajes que la prensa hace de nuestra realidad suman estigma al estigma y no ayudan a construir miradas comprensivas, que tengan en cuenta que somos mujeres con voz, con decisiones, con capacidad de decidir sobre nuestras propias vidas en las duras condiciones en que nos toca vivirlas.

 

Los discursos que construyen los medios masivos de comunicación tienen su influencia en la mirada social dominante sobre este tema".

 

Para denunciar todo esto, para lograr mejores condiciones, para transformar la sociedad es que las trabajadoras sexuales nos juntamos, nos auto-organizamos y apostamos a la unión con diversos sectores, del movimiento de mujeres, de las organizaciones de derechos humanos, de los sectores de salud y educación y de los medios de comunicación para lograr transformar nuestra realidad y la sociedad. Pero esto, tiene poca prensa..."

 

Eva Amorín, equipo de comunicación de la RedTraSex

 

 

ROL DE LOS PERIODISTAS/OPORTUNIDADES

 

"...creo que lo mas importante es que aquellos que les toca informar deben tener en claro que no deben convertirse en JUECES sino que deben aportar en base a investigación y testimonios informar y no sentenciar a ningún sector social que simplemente intenta organizarse para mejorar sus condiciones de vida".

 

Carlos Héctor Mesa

 

 

"El trabajo sexual en la vía publica siempre va ser cubierto, por diversas agendas y prejuicios, como algo estigmatizante. Creo que debemos compartir en esta comunidad estrategias y mensajes que se podrían utilizar para contrarrestar estos fenómenos mediáticos, por ejemplo acercando a los periodistas locales a las organizaciones de Trabajadoras Sexual para que las consideren también informantes clave.

 

Hay muchos costados y ángulos donde podemos hablar del trabajo sexual y cumplir nuestro rol de hacer a nuestras audiencias pensar. Por suerte para todos, ellas, las trabajadoras sexuales tienen esta película mucho más clara que muchos de nosotros y nosotros podemos contribuir a dar a conocer sus historias y su lucha.

 

Respetuosamente creo, que todavía tenemos un fuerte discurso que pone a las Trabajadoras Sexuales en el rol de víctimas. Que es diferente a decir que hay Trabajadoras Sexuales que son victimas de la violencia o de la discriminación. Y desde victimizarlas es fácil luego ubicarlas, en el lugar de objetos, objeto de estudio, de trabajo y reflexión.

 

Cuando los diversos sectores de nuestra sociedad, el de los Medios de Comunicación, de la Academia y del Ejecutivo (Gobierno y gestión) empiecen a asumir sus responsabilidades para con toda la sociedad superaremos el ámbito de la retórica y pasaremos a la acción, produciendo los cambios necesarios para que una Mujer Trabajadora Sexual, que opta por esta profesión, que decide pararse en una esquina, pueda ganarse la vida sin ponerla en riesgo en el intento. Similar a como pregonan las Trabajadoras Sexuales sobre ellas mismas, digo que nosotros debemos "dejar de ser parte del problema, para ser parte de la solución". 

 

Javier L. Hourcade Bellocq - International HIV/AIDS Alliance - LAC Regional Representative/Representante Regional

 

 

"Desde nuestra experiencia en el campo de la salud sexual y la salud reproductiva, en específico en el campo del vih y el sida, he notado como se sigue asociando el trabajo sexual a una causa de transmisión del virus, si bien ocurre, es recomendable tener en cuenta que como comunicadores o periodistas comunitarios, podemos acentuar la vulnerabilidad social o individual de nuestros lectores al creer que este grupo sigue  siendo de alto "riego", por lo cual creo pertinente hacer esta salvedad".

 

Luis Augusto Rivera Pulido - Director - Fundación Seroestatus - Colombia

 

 

"Está probado que los problemas sociales se agrandan cuando son tratados exclusivamente por "responsables" o "especialistas": el resto de la sociedad se desentiende de ellos, se despreocupa, delega el ejercicio de su ciudadanía en otros para poder exculparse, para aquietar una conciencia que se desentiende de los compromisos que conlleva el ser ciudadanos. Si algo podemos hacer los comunicadores es mostrar la dimensión social de los problemas sociales, hacer posible la denuncia de lo que los genera y los mantiene. Lo demás es pensar que solamente con el cambio de nomenclaturas, con la introducción de novedosos "puntos de vista", la sociedad cambia.

 

De lo que se trata, entonces, es de desarrollar una Acción Social Comunicativa, orientada a movilizar a nuestros "públicos" (mejor, a hacer que los llamados públicos se conviertan en otros "comunicadores": personas que piensan, que expresan lo que piensan, que debaten con otros sus ideas, que participan política y socialmente en la discusión y la toma de decisiones sobre los problemas sociales). Sencillo, pero difícil. Primero hay que cambiar la perspectiva del quehacer de los comunicadores".

 

Luis Jaime Ariza Tello - Comunicador Social - Sociólogo - Colombia

 

 

"La verdad tocar este tema ha sido muy atinado para los comunicadores,  en especial para quienes ejercen el Periodismo y tienen la pluma lista para escribir una nota. Desde la ciudad de Huancayo - Perú, agradezco este espacio de reflexión, debate y opiniones. A veces no vemos el tema más allá de lo que se quiere ver; con estos aportes sé que los comunicadores mejoraremos en nuestra difusión".

 

Hilda Palomino - INDECODEI - Comunicadora Social - Huancayo, Perú

 

 

"Este espacio nos permitió acercar nuestra voz y perspectivas, como trabajadoras sexuales organizadas, para impulsar que los abordajes de la prensa en temas que nos afechan incorporen una mirada inclusiva, no victimizante, que nos trate como lo que somos: personas adultas con derechos".

 

Elena Reynaga - Secretaria Ejecutiva de la RedTraSex de Latinoamérica y el Caribe

 

 

***

 

CONCLUSIONES DEL CONSEJO DE REDACCIÓN

 

Las siguientes son algunas conclusiones obtenidas a partir del desarrollo de este foro, la mayor parte de ellas, retomadas del trabajo de síntesis llevado a cabo por el moderador del foro, Alejandro Brito y orientadas a generar un cambio en el enfoque y la percepción social sobre el trabajo sexual:

 

  • Es difícil sacar conclusiones de un tema tan complejo, pero es tarea de los comunicadores mostrar la complejidad del problema. Esto se logra dando un contexto a los hechos, a las situaciones que se reportan. Y dentro del contexto la voz de las propias mujeres involucradas en el trabajo sexual es imprescindible.
  • No toca a las y los comunicadores convertirse en "jueces" y determinar cómo se debe denominar a una actividad o grupo de personas que la realizan. El trabajo periodístico debe ser respetuoso con las denominaciones e identidades que las personas que se den así mismas. Quienes ejercen el trabajo sexual es a quienes corresponde autodenominarse como convengan, como lo han hechos otros sectores: "personas con VIH" y no "seropositivos", por ejemplo. Lo más recomendable es usar el término que las propias mujeres dedicadas a esa actividad se han dado así mismas para nombrarse. Hasta ahora, el término más reivindicado por ellas mismas es el de "trabajadoras sexuales", alrededor del cual se ha creado un consenso a nivel internacional.
  • Tampoco es tarea de los periodistas "dignificar" el trabajo sexual. Resulta fundamental que al abordar la temática los periodistas sean capaces de abrir la mente, escuchar y aprender con humildad, dejando de lado las agendas y prejuicios personales y académicos.
  • No sólo importa el término usado para referirse a un tema como el trabajo sexual sino también importa el contexto en que se usa. Por ejemplo, el uso del  término "prostitutas" o "trabajadoras sexuales" en un contexto negativo, produce el mismo resultado: la estigmatización de las trabajadoras sexuales.
  • Los comunicadores pueden contribuir desde su trabajo a contrarrestar el estigma social tan arraigado que se cierne sobre esa actividad, si lo abordan desde una perspectiva de defensa de los derechos humanos y como uno de tantos problemas originados por la inequidad de género. Pero no pueden caer en paternalismos; tratar a las trabajadoras sexuales como víctimas conduce también al estigma. Lo correcto es tratarlas como personas sujetos de derechos.
  • Es necesario reflexionar sobre las consecuencias de dar cobertura informativa a este tema desde el prejuicio y el estigma. En particular las consecuencias para el ejercicio del derecho y el acceso a la salud de las mujeres y hombres involucrados en el trabajo sexual. Una forma de contrarrestar  estos efectos indeseable en la cobertura informativa es acercar a las y los periodistas a las organizaciones de trabajadoras sexuales y considerarlas informantes o fuentes clave.
  • Abordar al trabajo sexual como un problema de salud pública ubica a las trabajadoras sexuales como "focos de infección", como vectores o agentes transmisores de enfermedades sexuales. Esa perspectiva puede cambiarse si se voltea el tema y se mira desde la perspectiva del acceso a los servicios de salud por parte de las trabajadoras sexuales, es decir, como sujetos del derecho a la salud.
  • Desde el periodismo se puede ejercer presión para descriminalizar socialmente al trabajo sexual, es decir, para la que la sociedad deje de considerarlo un delito. Y eso puede lograrse si se da cobertura al tema desde otras perspectivas que no sean las de la nota roja. Por ejemplo, dando cobertura a alguna propuesta de despenalización del trabajo sexual de las propias organizaciones de trabajadoras sexuales, mencionando lo que se ganaría en términos de control social y salud pública, pero también en términos del respeto a los derechos de las personas dedicadas a esa actividad. También, dando cobertura a la situación real por la que pasan esas mujeres en el ejercicio de su trabajo, los riesgos que enfrentan, las dificultades que sortean como mujeres y como madres, etcétera.

 

 

***

 

V PREMIO LATINOAMERICANO DE PERIODISMO EN SALUD, RED SALUD 2009, CATEGORIA "TRABAJO SEXUAL Y SALUD"

 

Cerraron ya las inscripciones del premio y quedaron publicados en la página web de Red-Salud, todos los trabajos que cumplieron con los requisitos exigidos.

 

El jurado se encuentra ya en el proceso de calificación que determinará a los tres ganadores de esta categoría. Muy pronto estaremos anunciando los resultados.

 

Muchas gracias a todos los participantes.

 

 

***

 

El Boletín Red-Salud pretende cubrir una amplia gama de actividades acerca del periodismo y la comunicación en salud. La inclusión de un tema o idea en el boletín no implica apoyo o acuerdo de los socios.

 

Envíe información para el Son de Tambora a Juana Marulanda, Editora, jmarulanda@comminit.com

 

Oprima aquí para suscribirse al Boletín Red-Salud.