La campaña CCFC (Campaign for a Commercial-Free Childhood) fue creada en el año 2000, para poner fin a la explotación de la que son objeto los niños, niñas y adolescentes a través del marketing y la publicidad. CCFC trabaja bajo lo que consideran mejor para la niñez, no para las empresas. 

Promueve la regulación y la responsabilidad empresarial, así como el cambio de actitud en los adultos, para que los niños tengan mayores espacios de juego activo y recreativo, y menos tiempo frente a las pantallas. 

Estrategias de Comunicación: 

A través de una amplia cobertura mediática CCFC crea conciencia pública sobre la manera en que la publicidad dirigida a la infancia afecta su desarrollo físico y sicosocial. Visibiliza los efectos perjudiciales como la obesidad infantil, los trastornos alimentarios, la violencia juvenil, la sexualización, estrés familiar, y el consumo de alcohol y tabaco por menores de edad, entre otros factores.

Tema: 

Infancia, derechos, abogacía.

Puntos clave: 

Otra de las estrategias de la campaña es el cambio de entorno de los niños, mediante la cual se brindan herramientas a padres y educadores para la creación de ambientes libres de comerciales en el hogar y en la escuela. 

Su 'Teoría de cambio':

  • Cambio de actitudes: Realizan una amplia cobertura de los medios de comunicación, aumentando la consciencia pública sobre los daños de la publicidad a los niños. En sus campañas convocan a investigadores, padres, educadores, profesionales de la salud y activistas. 
  • Cambiar la forma en que los niños pasan su tiempo: La CCFC está a la vanguardia de los esfuerzos nacionales para reducir el tiempo de los niños en la pantalla y asegurar que los niños cuenten con tiempo y espacio para juegos activos y creativos. Se han aliado con organizaciones profesionales y de defensa que trabajan con ellos para lograrlo y son la sede oficial de Screen-Free Week, celebrada a cada año en comunidades  en el mundo. 
  • Cambiar el entorno de los niños: Ayudan a los padres y educadores a abogar por un espacio libre de comerciales para los niños, con un enfoque especial en las escuelas. Apuntan a los anunciantes que explotan a una audiencia cautiva de estudiantes y trabajan por políticas para preservar las escuelas y los autobuses escolares como zonas libres de comercio.
  • Cambiar las reglas: CCFC defiende las políticas locales, estatales y federales que limitan el acceso de los comerciantes corporativos a los niños. Regularmente presentan peticiones y  archivan comentarios dirigidos a reforzar y fortalecer las regulaciones actuales.

Fuente: 

Tomado de la página web de Campaign for a Commercial-Free Childhood.