Resumen: 

La Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez Oaxaca, Sociedad Civil (UNOSJO) cuenta con experiencias importantes en el trabajo de comunicación que apoyan la consolidación, participación, manejo y desarrollo sostenible del territorio y los recursos naturales en las comunidades indígenas de esta región. 

 

Una de estas experiencias de comunicación consistió en una campaña permanente en los ámbitos local, nacional e internacional contra la contaminación del maíz por transgénicos desde el año 2001, a través de la cual se establecieron redes con organizaciones indígenas, campesinas y civiles, utilizando los medios de comunicación para potenciar el trabajo.

 

A finales del año 2000 científicos de la Universidad de Berkeley, de Estados Unidos encontraron contaminación transgénica en el maíz nativo de la sierra Juárez Oaxaca. En septiembre del 2001 se hizo pública esta información, a pesar de la discreción con la que fue manejado el tema por el gobierno mexicano.

 

Posteriormente el Instituto Nacional de Ecología confirmó la contaminación en comunidades serranas, en el almacén de Diconsa de Ixtlán de Juárez Oaxaca (tienda gubernamental de productos básicos en áreas rurales del país) y en comunidades de Puebla. A partir de que se hizo pública la contaminación, la Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez, Oaxaca, S.C. (UNOSJO, S.C.), organizaciones indígenas, campesinas y no gubernamentales (ONG’s) se dieron a la tarea de realizar acciones de difusión y discusión del problema, en comunidades serranas y en otros lugares del país.

 

Debido a que el maíz es un elemento muy importante para la vida y la cultura de las comunidades indígenas de México, ellas fueron las más interesadas en tener información sobre el problema y realizar acciones para su defensa.

 

Los legisladores locales y el gobierno oaxaqueño se vieron interesados en el tema de los transgénicos a raíz de la discusión que provocó la iniciativa de Ley de Bioseguridad. Al ser Oaxaca uno de los estados de la república mexicana donde se han encontrado las muestras más antiguas de maíz, que datan de alrededor de 9,000 años de antigüedad, la Comisión de Ecología del congreso local promovió la iniciativa de decretar al estado de Oaxaca como un “Banco de germoplasma in situ”.

 

UNOSJO se alió con otras organizaciones civiles oaxaqueñas para incidir en la necesidad de realizar
una amplia campaña de información, para que los legisladores en el estado de Oaxaca no sólo promovieran acciones aisladas, sino aquellas que tuvieran un efecto en la población y en la preservación de las variedades de maíz locales. 

 

Actividades realizadas en la "Campaña de información sobre transgénicos en la Sierra Juárez de Oaxaca"

 

Se recopiló una carpeta de artículos sobre organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos, la cual sirvió de base para la realización de los siguientes materiales didácticos:

 

  • Una presentación en Power Point “Contaminación de los Maíces Nativos Mexicanos por Transgénicos”, 33 cápsulas radiofónicas y un folleto ilustrado con caricaturas sobre el tema de la contaminación de los maíces nativos por transgénicos.
  • Presentación en Power Point denominada: “Contaminación de los Maíces Nativos Mexicanos por Transgénicos” utilizada en la realizacion de talleres y foros organizados por la organización y en diversos eventos.
  • Se elaboraron guiones en español de 33 cápsulas radiofónicas; se realizó la grabación y producción en español de las mismas; y se grabaron en dos lenguas indígenas de la región.
  • Se elaboró el folleto ilustrado con caricaturas sobre el tema de la contaminación de los maíces nativos por transgénicos.
  • Se tomaron muestras de hoja de maíz para realizarles análisis de laboratorio para detección de contaminación por transgénicos en 12 comunidades en la Sierra Juárez y del Valle de Oaxaca y se encontró contaminación en 4 de ellas.
  • Se realizaron talleres y foros en comunidades de la región de la Sierra Juárez y participación en eventos organizados por otras organizaciones sociales y no gubernamentales, para exponer la problemática de la contaminación por transgénicos de los maíces nativos y temas relacionados.
  • Se publicaron artículos sobre el tema en diarios de circulación nacional.
  • Se produjo un programa de radio semanal de una hora, trasmitido en diversas radios comunitarias.
  • Se preparó un video documental.
  • Se imprimió un calendario agrícola.
  • Se implementó un proyecto de instalación de radios comunitarias.

 

 

A nivel de políticas de comunicación desde, para y con los Pueblos Indígenas este tipo de práctica logró informar a la gente sobre la contaminación del maíz por trangénicos; promover la participación de los pueblos indígenas en la reflexión del problema; incidencia sobre los legisladores; y se conformó una red de organizaciones a nivel nacional y estatal donde se intercambiaron materiales de comunicación.

 

El conocimiento del problema permitio que los indígenas realizaran acciones comunes para enfrentar el problema como: incentivar la siembra de maices nativos con el uso de técnicas tradicionales y agroecologicas, y reactivar o revalorar la parte de la espiritualidad en la práctica de la siembra de
la tierra, mediante las actividades de comunicación implementadas durante el proceso.

Fuente: 

Tomado de la Plataforma de Comunicación y Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina.