El 25 de noviembre de 2009, con ocasión de Día Mundial contra la Violencia hacia las Mujeres proclamado por la ONU, la organización Telefono Donna propone una campaña de sensibilización sobre el tema a través quinientos carteles fijados en la ciudad. En la foto del cartel, una mujer desnuda, semicubierta con una sábada, está tendida sobre una cama en posición de crucifixión. El objetivo de la campaña es sensibilizar a  la opinión pública sobre la violencia de género y fomentar el hábito de la denuncia de sus agresores en las mujeres que sufren violencia.

Estrategias de Comunicación: 

La campaña ha sido desarrollada a través de carteles intencionalmente provocadores, con el ánimo de suscitar una reacción fuerte en la opinión pública y en las mujeres mismas, sean víctimas de abusos o no. El hecho de utilizar imágenes de la iconografía cristiana tuvo precisamente el objetivo de capturar de modo fuerte la atención de cualquier transeúnte, creyente o no, hombre o mujer, acerca de un tema que a menudo es tratado en los medios de comunicación sólo por la crónica negra.

 

Esta estrategia busca promover y difundir una mayor conciencia sobre el tema de la violencia contra las mujeres también en las mujeres mismas para que no tengan más miedo a denunciar y para que no se sientan solas.

Tema: 

Mujeres, derechos.

Puntos clave: 

La campaña aspira a atraer la atención sobre el problema social de la violencia de género, tema que a menudo es olvidado o que queda encerrado dentro de las paredes domésticas. Pero las presiones del Ayuntamiento han paralizado su difusión. "No sé -dice el concejal de urbanismo, Maurizio Cadeo (Alianza Nacional), según recoge La Repubblica- si tengo los instrumentos para negarle el espacio, pero rechazo totalmente el contenido que ofende a nuestra tradición cristiana (...) Pido al Telefono Donna que retire el manifiesto".

 

A pesar de esta censura el cartel circula en la red en muchos blogs, sean feministas o no, creando un debate más allá de las críticas y, sobretodo, difundiendo aquel mensaje que quizás no encuentre otro espacio que Internet.

 

La organización de voluntariado Telefono Donna, fundada el 8 de marzo 1992, ofrece un servicio de asistencia y asesoramiento a las mujeres en dificultad. A lo largo de estos años de trabajo ha solucionado más de 75.000 casos procedentes de toda Italia, gracias a la ayuda de las numerosas voluntarias y a la consultoría provista de manera gratuita por expertos en diferentes sectores profesionales y culturales. Por su compromiso, Telefono Donna ha recibido el reconocimiento oficial de mérito cívico y opera con el Patrocinio del Ayuntamiento de Milano y de la Regione Lombardia.

Socio de texto: 

Registro Generale Regionale delle Associazioni di Volontariato e di Solidarietà Familiare, Consejo Nacional Mujeres Italianas y Conseil International des Femmes (ONU).

Fuente: 

Reseña realizada por Federica Segna (fede.segna@gmail.com) para el Seminario-Taller en Comunicación y Cambio Social, realizado en el marco del Máster Mediación Inter-mediterranea: inversión económica e integración intercultural (MIM)-Universidad Autónoma de Barcelona