Subtítulo: 
Implicaciones para la medicina, la salud pública y la comunicación
Fecha: 
Septiembre 30, 2010

Arvind Singhal es profesor de comunicación y Director de la Iniciativa de Justicia Social del Departamento de Comunicaciones de la Universidad de Texas (en El Paso). Recientemente recibió la distinción William J. Clinton como miembro de la Clinton School of Public Service en Little Rock, Arkansas. Enseña e investiga en las áreas de la difusión de las innovaciones, la organización y la comunicación para el cambio social y estrategias de entretenimiento educativo. Singhal es autor y editor de más de 10 libros incluyendo: Inviting Everyone: Healing Healthcare through Positive Deviance (2010); Protecting Children from Exploitation and Trafficking: Using Positive Deviance in Uganda and Indonesia (2009); Communication of Innovations: A Journey with Everett M. Rogers (2006); Organizing for Social Change (2006); Entertainment-Education Worldwide: History, Research, and Practice (2004); Combating AIDS: Communication Strategies in Action (2003); and Entertainment- Education: A Communication Strategy for Social Change (1999). Singhal ha ganado premios a mejor artículo académico otorgados por la Asociación Internacional de Comunicación,la  Asociación Nacional de Comunicación y la Asociación Oriental de Comunicación, y en dos ocasiones ha sido merecedor del Premio Baker de Investigación otorgado por la Universidad de Ohio, USA.

El Social Science Research Council y la International Communication Association reconocieron a Singhal como ganador del Premio a la ivestigación en comunicación como práctica colaborativa en 2009, y como ganador del premio al investigador de comunicación como Agente de Cambio en 2008. The Northwest Communication Association lo honró en el año 2007 con el Premio en Derechos Humanos por su firme compromiso con la justicia, el cambio social y la libertad, y en 2005, USC’s Annenberg School y Norman Lear Center lo reconocieron con el primer premio Everett M. Rogers por las contribuciones excepcionales al Entretenimiento-Educativo.

Resumen: 

Durante los últimos años, el trabajo de Arvind Singhal se ha enfocado al desarrollo de la Desviación Positiva, DP (Positive Deviance) , aproximación metodológica al cambio social y comportamental, que identifica soluciones a los problemas comunitarios al interior de la misma comunidad.

En su presentación realizada en el marco del Congreso Internacional de Comunicaión para la Salud (Medellín, septiembre 29 a octubre 1º de 2010), el Dr. Singhal expuso diferentes casos de pacientes, médicos y personal de salud, que pueden ser considerados desviantes positivos porque no hacen lo que comunmente se haría, no se conforman con la norma, y asumen comportamientos  diferentes que generan buenos resultados. No se trata solamente de reultados técnicos, sino también resultados de tipo relacional y comunicativo con los demás actores.

En los Estados Unidos, la aproximación de Desviación Positiva ha sido usada efectivamente en diferentes centros de atención para reducir significativamente infecciones mortales asociadas con el cuidado de la salud, especialmente atribuíbles a una bacteria invisible, tortuosa, y mortal conocida como MRSA (Methicillin-resistant Staphylococcus aureus). Las infecciones asociadas al cuidado de la salud, de las cuales el MRSA representa un 60%, cobran cerca de 100.000 vidas por año, más que la suma de las muertes por cáncer de seno, SIDA y accidentes de tráfico.

En palabras del Dr. Singhal, hay desviantes positivos en todos lados, pero particularmente cuando se está hablando de salud, la comunicación puede hacer la diferencia por ser absolutamente clave en cada uno de los niveles de la relación con los pacientes. En su presentación incluyó historias de médicos, expertos en salud pública, enfermeros, administradores de servicios de salud y pacientes, que mostraron una sabiduría muy especial para ejercer su labor.  Esta sabiduría se expresa en prácticas aparentemente sencillas como saber el nombre del paciente y presentarlo al equipo de cirugía antes de una intervención; tomar una silla, sentarse con la familia del paciente y preguntarles cuál es su percepción de la situación de su ser amado; o hacer una pelota de residuos con todo el material desechable que se utiliza al acercarse a un paciente.

Desde este punto de vista, los desviantes positivos son gente que sabe que las pequeñas cosas pueden hacer una gran diferencia y han encontrado soluciones extraordinarias a problemas existentes, sin acceder a  ningún recurso adicional. El elemento más importante de este enfoque es que la sabiduría para resolver los problemas reside en la comunidad misma.  Los desviantes positivos son capaces de  identificar lo que funciona, lo que genera resultados, y lo pueden hacer porque trabajan en eso todos los días.

Son modelos mentales que permiten identificar los elementos diferenciadores, y es allí donde la comunicación juega un papel central, porque ponerse  al mismo nivel, preguntar, y tener en cuenta diferentes miradas son los elementos que permiten ver lo particular. "La sabiduría está ahí si usted crea el ambiente para reconocer estos elementos". Desde esta perspectiva, los facilitadores que  acompañan los procesos, usan su conocimiento para apoyar la identificación de "las desviaciones positivas" y promover sus comportamientos al interior de las comunidades.

Este modelo cuestiona el hecho de que las soluciones simples  no pueden ser aplicadas masivamente, porque no ve los problemas como situaciones que requieren una mirada técnica, sino que se derivan de comportamientos humanos que pueden ser abordados con comunicación. De hecho los resultados más importantes de Desviación Positiva han sido evidenciados en situaciones y problemáticas complejas, que implican aspectos socio culturales y de comportamiento estructurales.

En síntesis, el modelo de desviación positiva:

  • Se enfoca en lo que funciona.
  • Identifica soluciones existentes a nivel local.
  • Identifica soluciones puestas en práctica por gente común.
  • Relaciona el experticia con la humildad. 
  • Hace énfasis en la acción - privilegia un modelo prácticas, actitudes y conocimientos (PAC), por encima de uno basado en conocimientos, actitudes y prácticas (CAP).
  • Se inicia en el mismo momento de la identificación.
  • Se incia con pocos recursos.

Para conocer más del trabajo del Profesor Singhal en Desviación Positiva aplicada al cuidado de la salud, es posible consultar el texto Inviting Everyone: Healing healthcare through positive deviance (Singhal A, Buscell P y Lindberg C). 

Fuente: 

Ponencia realizada en el marco el Congreso Internacional de Comunicación para la Salud - Medellín, septiembre 29 a octubre 1o de 2010.