Abuelas de Plaza de Mayo es una organización no gubernamental que crearon en 1977 las madres de mujeres y hombres desaparecidos cuyos hijos, pequeños al momento de la detención o nacidos ya en cautiverio, fueron a su vez separados de los padres secuestrados y entregados a otras familias en procesos de adopcion ilegales, vendidos o regalados como NN o bajo una falsa identidad. La organización estima en 500 el número aproximado de niños que fueron víctimas de este fenómeno, conocido hoy en día como el Plan Sistemático de Apropiación de Menores y, por ser el más alto responsable de su ejecución, fue condenado a 50 años de prisión Jorge Rafael Videla, presidente de facto de la Argentina durante la dictadura militar que gobernó ese país desde 1976 hasta 1983. 

Hoy las madres de los jóvenes padres desaparecidos han continuado organizadas en esta asociación y empeñadas en localizar a sus nietos perdidos para restituirles su identidad original. Puesto que la gran mayoría de los nietos que ellas buscan ya son personas adultas, el desafío que las abuelas han asumido se ha extendido a una generación adicional: los bisnietos, es decir, los nietos de sus hijos desaparecidos. Además, las Abuelas también luchan por que se instauren garantías que eviten que futuras generaciones puedan sufrir una repetición de esta tragedia y se imponga castigo efectivo contra todos los victimarios.

Estrategias de Comunicación: 

La Casa por la Identidad es un museo que instauraron las Abuelas en un edificio recuperado de La Escuela Mecánica de La Armada (ESMA) en Buenos Aires, es decir, uno de los Centros Clandestinos de Detención y Exterminio más emblemáticos de la dictadura. Muchas de sus hijas dieron a luz en esas instalaciones puesto que se trata de uno de los lugares en donde se echó a andar el Plan Sistemático de Apropiación de Menores. Joya patrimonial de la Casa es su Archivo Bibliográfico Familiar, en donde los nietos y bisnietos de desaparecidos encuentran pleno acceso a piezas de registro oral, escrito y fotográfico sobre sus padres o abuelos.

Desde los años 90´s, cuando las Abuelas se percataron de que los descendientes con quienes necesitaban dar ya no eran bebés, ni niños, ni adolescentes sino personas jóvenes, la organización ha lanzado una serie de campañas publicitarias y estrategias de comunicación que funcionan en doble vía. Eso signigica que el mecanismo cuenta con que su público objetivo puede ser partícipe activo del proceso de identificación. Por ejemplo, en el mundial de fútbol más reciente, hospedado por Brasil en 2014, la selección nacional argentina grabó un comercial bajo el slogan de la campaña: "Acercate a Abuelas. Hace 10 mundiales que te estamos buscando." (Vea aquí el video) 

 Visitando la página web de Abuelas de Plaza de Mayo se puede acceder a una base de datos en donde se encuentra la lista completa de los nietos buscados y los ya encontrados, la cual puede explorarse ingresando el nombre original del nieto o la fecha probable del parto. 

Tema: 

Derechos humanos

Puntos clave: 

Como resultado de las gestiones que las Abuelas hicieron ante organizaciones académicas y universidades de los Estados Unidos, solicitando asistencia para encontrar una forma de hacer pruebas de paternidad con ADN en ausencia de los padres, un grupo de investigación de investigación americano desarrolló un mecanismo que garantiza el 99% de certeza en la determinación de parentezco tomando como parámetro el perfil genético de los abuelos. Este invento científico se llamó El Índice de Abuelidad y fue utilizado por primera vez en 1984 en Argentina para el caso de una niña que había sido secuestrada por los militares junto con sus padres. 

A mediados de los años 80, las Abuelas impulsaron la creación de un banco para almacenar sus perfiles genéticos. En 1987, el Congreso de la Nación creó por ley el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), que desde entonces resuelve la filiación de las niñas y niños apropiados en la dictadura. En este Banco se encuentran almacenadas todas las muestras de los familiares que buscan a los niños desaparecidos por el terrorismo de Estado y de todas las personas que sospechan ser hijas de desaparecidos. El BNDG ha ido sumando las técnicas más avanzadas de identificación genética y forense. 

Después de que las leyes de Obediencia Debida y Punto Final dejaran sin efectos las condenas obtenidas en el histórico Juicio de Las Juntas (1985), las Abuelas de Mayo lograron reabrir la causa judicial en contra de los altos mandos del régimen militar, proponiendo y sustentando a través de sus hallazgos la tesis del plan sistemático de robo de bebés, la cual obtuvo respaldo por el tribunal federal que impuso en 2012 la condena definitiva contra Videla y otros máximos responsables. 

A la fecha, Abuelas de Plaza de Mayo ha resituido la identidad de 121 de sus nietos robados. 

See video
Fuente: 

Tomado de la página web de Abuelas de Plaza de Mayo.