La Dirección de Atención y Prevención de Desastres fue creada para orientar la gestión y coordinar las entidades del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SNPAD), estructura organizacional del Estado cuya función es responder ante las calamidades. Dicha estructura debe facilitar la prevención y mitigación de los riesgos y la organización de los preparativos para la atención de emergencias, la rehabilitación y la reconstrucción en caso de desastre.
Estrategias de Comunicación: 

Desde su fundación en 1997, este organismo trabaja por incorporar el concepto de prevención en la planificación, educación y cultura del país, de tal manera que conduzca a la disminución de la vulnerabilidad y los efectos catastróficos de los desastres naturales y antrópicos. Adelanta para ello una serie de estrategias que generen:

 

  • Conocimiento sobre riesgos de origen natural y antrópico.
  • Incorporación de la prevención y reducción de riesgos en la planeación.
  • Fortalecimiento del desarrollo institucional del sistema para la prevención y atención de desastres.
  • Socialización de la prevención y mitigación de riesgos.

 

 

Estas acciones deben conducir a:

 

  • Prevenir los desastres y mitigar los riesgos.
  • Incorporar las variables de la gestión del riesgo en la planificación del desarrollo.
  • Promover la participación pública, privada y comunitaria para la gestión del riesgo.
  • Brindar respuesta efectiva en caso de desastres.
  • Atender en forma prioritaria las áreas especialmente vulnerables.
  • Fortalecer la cooperación internacional en las áreas de prevención, mitigación, atención, rehabilitación y reconstrucción.
Tema: 

Gestión de riesgo.

Puntos clave: 

La estructura de la DPAE se enmarca dentro de una política del Estado colombiano tendiente a consolidar la incorporación de la mitigación de riesgos y la prevención de desastres en el proceso de desarrollo socioeconómico del país. El propósito de dicha política es eliminar o reducir pérdidas de vidas y de bienes materiales y ambientales, mediante el fortalecimiento de las competencias institucionales, la organización, la participación de la población y la aplicación de medidas para el cambio de los factores generadores de riesgos, tales como las amenazas o peligros potenciales de origen natural o antrópico, y la vulnerabilidad del contexto social y material de los asentamientos humanos y de los ecosistemas frágiles expuestos.

Socio de texto: 

Presidencia de la República de Colombia.

Fuente: 

Tomado del sitio web de la DPAE.