Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son la agenda global de desarrollo aprobada el 25 de septiembre de 2015 por las naciones del mundo para continuar con los avances alcanzados al término de la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la cual culminó su vigencia en ese mismo año. Esta vez los 17 objetivos y sus 169 metas están previstos para ser alcanzados a más tardar en el año 2030 por todos los países y para todos los seres humanos con la determinación de hacer tres conquistas extraordinarias: erradicar la pobreza extrema, combatir la injusticia y la desigualdad y solucionar el cambio climático. 

Más del 92% de las 169 metas que integran la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible guardan estrecha alineación con los instrumentos de derechos humanos y los estándares internacionales de justicia laboral. Por esa razón, el Instituto Danés para Los Derechos Humanos ha publicado este manual que disecciona las conexiones entre el programa global de derechos humanos y los ODS. La guía pone en evidencia, además, que el derecho internacional de derechos humanos ofrece a la Agenda 2030 un marco de vinculación legal y orientación para la implementación de los ODS. En dirección recíproca, los ODS contribuyen a la realización de los derechos humanos en todo el mundo. 

La guía está dirigica a todos los actores interesados: empresas, estados, autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil, el sistema de Naciones Unidas y ciudadanos. Es interactiva y está dividida en cada uno  de los 17 objetivos que integran la agenda. Al dar clic en cualquiera de ellos, la guía despliega la lista completa de instrumentos legales (laborales y de derechos humanos) y sus artículos pertinentes, que guardan relación directa con cada una de las metas comprendidas por el ODS seleccionado. La búsqueda puede ser filtrada por ODS, por meta de ODS, por instrumento legal o por artículo de instrumento legal.

Antes de abrir la guía, sugerimos revisar este instructivo para su consulta.

Costo: 
0
Idiomas: 

Inglés, francés y español.

Fuente: 

Tomado de la página web del Instituto Danés de Derechos Humanos.