Citurna
Citurna e Imaginario son los socios de The Communication Initiative, con toda la responsabilidad del proceso en América Latina y Caribe. Si su organización tiene interés en ser parte del grupo de socioa de La Iniciativa de Comunicación, por favor contacte a la Directora Adelaida Trujillo

Busque

Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA). Misión de Evaluación

¿Qué tan útil es este conocimiento para su trabajo?
3.83333
Voto Regular (6 votos)
Su calificación
Texto Fecha: 

Junio de 2005

El programa Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA) fue una estrategia del proyecto MECE (Programa de Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación Media, en la educación pública), y contó con el financiamiento del gobierno chileno y el Banco Mundial.

El propósito del componente CRA fue implementar bibliotecas para apoyar actividades culturales, sociales y educativas, en el liceo y en la comunidad, y hacer una contribución a las necesidades de información de los jóvenes y profesores en los trabajos curriculares. El objeto del programa fue crear y actualizar una biblioteca en cada liceo del país, y promover su transformación progresiva en interactivos Centros de Recursos para el Aprendizaje, con potencial para ofrecer servicios educativos y culturales más allá de la comunidad escolar.

Este informe de evaluación contiene recomendaciones prácticas y específicas con guías y políticas para la gestión de las bibliotecas escolares, reforzando así el rol estratégico del proceso de enseñanza-aprendizaje. La evaluación se basó en 9 casos de estudios tomados del total de 1.445 liceos existentes en Chile. La mayoría de las instituciones visitadas estaban ubicadas en áreas urbanas y atendían a los tres grupos socioeconómicos más bajos. La muestra incluyó sólo tres liceos municipalizados.

Metodologías: 
La metodología adoptada incluyó los siguientes elementos:
  • Lectura, análisis y estudio profundo del Informe de Bibliotecas CRA sobre políticas para implementar Centros de Recursos de Aprendizaje elaborados por el Ministerio de Educación (MINEDUC).
  • Revisión de diversos materiales publicados por el programa.
  • Trabajo en equipo con el Ministerio de Educación.
  • Reuniones con los distintos actores participantes: funcionarios del MINEDUC, sostenedores, investigadores, instituciones de capacitación y representantes de la profesión bibliotecaria.
  • Visita a 9 liceos para entrevistar a coordinadores del CRA, directores, profesores y alumnos.
  • Una encuesta a los directores, coordinadores, profesores y alumnos de cada liceo examinado.
Resultados: 
La evaluación reveló tanto las fortalezas como las debilidades del Programa CRA. En cuanto a las fortalezas, se evidencia que el uso del programa está estrechamente vinculado al currículo; la relación teórica ha sido establecida en forma sólida. En la mayoría de los liceos se ha instalado un CRA básico que proporciona recursos de calidad en una gama de medios. La Colección Básica satisface las necesidades de información de los alumnos.

Los estudiantes aprecian que el CRA ofrezca beneficios sociales y personales, tanto como educativos; es un lugar donde se sienten cómodos y seguros. Las opiniones de los alumnos acerca de la estrategia fueron positivas, y a pesar de que algunos de ellos lo veían como un simple lugar para refugiarse o una alternativa más agradable a la sala de clases, otros indicaron algunos rasgos especiales que ellos valoraban como el personal y los recursos.

Respecto a las debilidades, la evaluación señala que no existe un financiamiento previsible para poner al día los recursos o equipos una vez proporcionada la colección inicial, así como la falta de financiamiento para la compra de material actualizado de los liceos municipales en barrios de bajos recursos. No hay suficientes coordinadores capacitados, en gran medida porque las personas debidamente capacitadas a menudo dejan su cargo. El 40% de los coordinadores carece de una adecuada capacitación. Muchos profesores hacen un uso escaso de las instalaciones, tienen visiones negativas respecto al CRA, y cambiar actitudes y enseñar métodos resulta difícil en muchos casos.

En este sentido se hace una serie de recomendaciones a futuro como asegurar que la provisión del CRA guarde relación con el caracter distintivo de cada institución educativa. La capacitación de recursos humanos es un factor al cual debe otorgarse la máxima prioridad, estableciendo una alianza estratégica con universidades.

Actuamente es esencial que los alumnos aprendan a manejar información en forma adecuada, por lo tanto y de acuerdo con la influencia que el programa tiene en el currículo, es necesario implementarlo desde la escuela básica y la colección necesita ser ampliada en todos los liceos. El potencial de punto de referencia entre CRAs de liceos similares (basado en tamaño, pertenencia, urbano/rural, grupo socioeconómico o calificaciones del SIMCE, por ejemplo) podría ser investigado, puesto que puede ayudar a las instituciones a compartir la buena práctica e identificar las áreas de fortaleza y debilidad.

Finalmente se plantea el trabajo en equipo CRA/Mineduc así como estrategias específicas para sostenedores, directores, coordinadores, profesores y alumnos. Se habla de la viabilidad y sustentabilidad de los CRAs en términos de financiamiento a través del Ministerio de Educación, y de apoyo por parte de los sostenedores del liceo y por los directores a través de fondos aportados por los padres, los alumnos (centro de alumnos), el Consejo del Libro y la Lectura, organizaciones y empresas locales.

Las siguientes acciones serán básicas para asegurar la adecuada sustentabilidad de los CRAs:
  • Compartir recursos con instituciones, universidades y bibliotecas públicas; motivar y fomentar un mayor uso de TICs (PCs en red con acceso a Internet, libros electrónicos, aprendizaje electrónico) y compromiso con el Proyecto Chile Digital 2010.
  • Establecer alianzas estratégicas con el programa de bibliotecas públicas, por ejemplo, solicitar a bibliotecarios municipales para que ofrezcan el apoyo profesional a coordinadores del CRA para una mejor gestión y desarrollo de las bibliotecas escolares.
  • Planificar y llevar a cabo, en conjunto con el programa de bibliotecas públicas, actividades tales como: talleres, charlas, seminarios que fomenten proyectos educacionales y culturales que contribuyan a la lectura y las letras.
Fuente: 

Tomado de la página web del Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA).

¿Qué tan útil es este conocimiento para su trabajo?
3.83333
Voto Regular (6 votos)
Su calificación

fue muy exelente

como el oyo