Citurna
Citurna e Imaginario son los socios de The Communication Initiative, con toda la responsabilidad del proceso en América Latina y Caribe. Si su organización tiene interés en ser parte del grupo de socioa de La Iniciativa de Comunicación, por favor contacte a la Directora Adelaida Trujillo

Search

Datos sobre Desastres: Principales bases de datos, tendencias y estadísticas

How valuable is this shared knowledge to your work?
3.714285
Average: 3.7 (7 votes)
Your rating: None
Fecha Textos: 

2005

Resumen: 

Los datos sobre desastres son imprescindibles para detectar las tendencias del impacto de las catástrofes y establecer vínculos entre desarrollo y riesgo de desastres. En el capítulo 8 del Informe Mundial sobre Desastres de 2005, publicado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, se reseñan cuatro bases de datos sobre desastres (EM-DAT, NatCat, Sigma y DesInventar), se enumeran cuestiones que quedan por resolver respecto a la recolección, la validación y la presentación de esos datos, y se hacen propuestas para mejorarlos.

 

 

Según el informe, las bases de datos sobre desastres cumplen una función crucial para detectar tendencias y reducir futuros riesgos. Son cada vez más útiles porque esos datos se traducen en herramientas analíticas que contribuyen a establecer el orden de prioridades de la acción internacional para reducir el riesgo de desastres. Se utilizan también para crear herramientas de alerta temprana.

 

 

EM-DAT, administrada por el Centro de Investigación sobre Epidemiología de los Desastres (CRED) con sede en Bruselas, es la base de datos internacional de acceso público más completa. Produce estimaciones sobre pérdidas humanas y económicas e incluye desastres de escala relativamente pequeña (10 muertos o más) sobre los que se dispone de datos fidedignos. El aporte de EM-DAT a las políticas de planificación se ve restringido, principalmente, porque a escala local y nacional, la recolección de datos no está sistematizada ni estandarizada. Esto último plantea un desafío particular a EM-DAT que recurre a fuentes internacionales para extrapolar datos locales y nacionales. EM-DAT clasifica los desastres por país, lo que dificulta la identificación de parámetros subnacionales de las pérdidas.

 

 

NatCat y Sigma son bases de datos sumamente sofisticadas que administran respectivamente, Munich Re y Swiss Re, las principales compañías mundiales de reaseguro. NatCat creó su propia metodología para calcular las pérdidas económicas ocasionadas por los principales tipos de desastre (excluida la sequía), a partir de las pérdidas aseguradas. Sus datos fueron cotejados con estimaciones de pérdidas procedentes del terreno. Sigma, por su parte, presenta información anual sobre pérdidas de propiedades aseguradas, pérdidas económicas y pérdidas humanas ocasionadas por desastres naturales y técnicos de grandes proporciones. Sigma clasifica las entradas por tipo de desastre, mientras que NatCat lo hace por país, al igual que EM-DAT. Ambas compañías dan poca información sobre los países donde el índice de seguros es bajo, lo que reduce el alcance de los datos relativos a África, América Latina y Asia, sobre todo, en lo que se refiere a las zonas rurales.

 

 

DesInventar, administrada por una coalición de actores no gubernamentales, funciona en 17 países de América Latina y el Caribe. Además, en Estados de Brasil, Colombia, Estados Unidos, India y Sudáfrica existen bases de datos subnacionales que utilizan versiones adaptadas de la metodología de dicha base de datos. DesInventar se especializa en el inventario de las pérdidas ocasionadas por los desastres a escala local y presenta los desastres nacionales a través de datos sobre esas pérdidas. Recolecta datos sobre pérdidas humanas y económicas, pero las cifras relativas a los damnificados tienden a ser más altas que las de otras bases de datos. Los medios de comunicación son una fuente primordial de DesInventar, pero la fiabilidad de la cuantificación de pérdidas que hace la prensa es cuestionable. Uno de los objetivos de DesInventar es recabar información sobre las consecuencias secundarias y las pérdidas relativas a la infraestructura, pero rara vez dispone de esa información. El informe señala que los datos sobre desastres han mejorado bastante en los 20 últimos años, pero todavía quedan cuestiones por resolver, particularmente en lo que respecta a:

 

  • Definición y tipificación de desastres: la sequía es el desastre natural más mortífero y, a la vez, el más difícil de estudiar. Los problemas obedecen a la falta de una definición común que establezca límites de tiempo y espacio. Esto último plantea retos de talla a la hora de comparar el impacto de las sequías. En lo que se refiere a las pérdidas, resulta difícil determinar si la sequía es una causa, un efecto o un contexto porque engloba factores humanos y ambientales, tales como los conflictos armados, la pandemia del VIH/SIDA y la erosión del suelo.
  • Cuando los desastres afectan a varios países, como en el caso del huracán Mitch, eso puede dar lugar a una doble imputación que recoge las pérdidas de cada país y de la catástrofe en su conjunto. Otro escollo difícil de sortear es la presentación de informes sobre desastres «en cascada», es decir, cuando un primer desastre (por ejemplo, un terremoto) desencadena otro (por ejemplo, deslizamiento de tierra). Dado que no existe una metodología común de presentación de informes sobre las pérdidas ocasionadas por los desastres a escala local, las consecuencias pueden asociarse a uno u otro. Uno de los últimos avances fue el acuerdo sobre la utilización común de un número de identificación mundial (conocido por la sigla en inglés GLIDE) para cada desastre.
  • Estandarización y sistematización de la recolección de datos: a falta de directrices estándar en materia de datos locales sobre los desastres, en muchos casos, gobiernos, grupos de la sociedad civil y medios de comunicación utilizan sistemas ad hoc de recolección de datos. Los datos locales son cotejados y transmitidos a las bases de datos por intermediarios. Ahora bien, como esos intermediarios tampoco disponen de definiciones estándar para organizarlos, pueden caer en la tentación de exagerarlos o suprimirlos para sacar ventajas de orden profesional, político o económico.
  • Cada indicador clave del impacto de los desastres tiene sus limitaciones. La mortalidad es el indicador más "puro" de las pérdidas ocasionadas por los desastres, pero la distinción entre muertos y desaparecidos siembra confusión porque algunos países piden que los desaparecidos se den por muertos 12 meses después del desastre. También es muy común que haya grandes diferencias en los informes sobre mortalidad. Las cifras relativas a los damnificados son aún más controvertidas, pues no existe una definición universal del término damnificado.
  • Ahora bien, los datos sobre pérdidas económicas son los más incompletos. En los últimos 30 años, se declaró menos del 30 por ciento de las pérdidas macroeconómicas ocasionadas por todos los desastres naturales y la menor cantidad de datos corresponde a los países en desarrollo. No existe una metodología sistematizada sobre la declaración de esas pérdidas. Las estimaciones de las pérdidas ocasionadas por el terremoto de 2003 en Bam (Irán), oscilan entre 32,7 y 1.000 millones de dólares. También hay gran confusión respecto a las pérdidas de medios de subsistencia, principalmente del sector informal, y rara vez se registran. El CRED estableció un sistema de clasificación para racionalizar la elección de fuentes de datos, lo que mejora la transparencia, pero no suple la falta de una recolección de datos estandarizada y sistemática. Los administradores de bases de datos internacionales no disponen de recursos para coordinar la recolección local, pero cabe señalar que las 60 oficinas nacionales de Munich Re hacen evaluaciones del impacto de los desastres de grandes proporciones.
  • Acceso público a los datos: parte de los datos de NatCat y Sigma no son de acceso público. Además, la presentación de los sitios web públicos de las bases datos podría ser más accesible para los usuarios. El número creciente de organizaciones que se interesan por los datos sobre desastre sugiere que habría que replantearse la cuestión del acceso.

 

 

El informe concluye que a efectos de mejorar la calidad de las bases de datos internacionales, urge estandarizar la recolección local de datos sobre desastres y sistematizar el cotejo. Ello debería incluir la adopción de protocolos sobre: las fechas en que comienzan y terminan los desastres; georreferencias de los desastres; distinciones precisas de los desastres en cascada; medición del impacto humano; medición del impacto económico (incluidas las pérdidas secundarias); medición del impacto ecológico, recolección y utilización éticas de datos sobre desastres. También es preciso que la recolección local de datos sea apoyada por una mayor estandarización y una mayor transparencia en lo que respecta a los intermediarios.

 

 

Finalmente recomienda a gobiernos, organizaciones que recolectan datos (incluido el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja) y administradores de bases de datos internacionales:

 

  • Capacitar al personal local y nacional en la recolección sistemática de datos sobre el impacto de los desastres.
  • Estandarizar las metodologías de recolección local de datos sobre los desastres atendiendo a: i) la medición del total de pérdidas económicas y ii) la incorporación de pérdidas ecológicas.
  • Estandarizar la definición de sequía y emergencia humanitaria compleja.
  • Sistematizar el intercambio de información sobre datos entre recolectores locales, intermediarios que cotejan datos y administradores de bases de datos internacionales.
  • Apoyar la colaboración entre todos ellos para minimizar la superposición y fomentar el intercambio y la verificación de datos.
  • Mejorar el acceso público a datos básicos y datos sumarios sobre el impacto.
Fuente: 

Tomado del sitio web de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

How valuable is this shared knowledge to your work?
3.714285
Average: 3.7 (7 votes)
Your rating: None

esta mut interesante que habla de desastres y como suceden como pasas quien los qrea y etc

que lo agan mas concreto y resumido y que si pueden de los ultimos cinco años

Post new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.