Bernard van Leer
Thanks to Bernard van Leer Foundation for supporting this space. Editorial decisions are by The CI. If interested in a space for your priority please email Warren

Search

Prevención del Dengue en Mérida (Yucatán, México)

How valuable is this shared knowledge to your work?
3
Average: 3 (7 votes)
Your rating: None

En el proyecto descrito en este documento se utilizó investigación formativa para identificar y poner a prueba métodos de control basados en el hogar, de los recipientes más aptos para la reproducción de A. aegypti, y se diseño una estrategia de educación y comunicación para la difusión de mensajes muy específicos, relacionados con los recipientes clave.

Resumen: 

En el proyecto descrito en este documento se utilizó investigación formativa para identificar y poner a prueba métodos de control basados en el hogar, de los recipientes más aptos para la reproducción de A. aegypti, y se diseño una estrategia de educación y comunicación para la difusión de mensajes muy específicos, relacionados con los recipientes clave.

Textocompleto: 

Situación del país y antecedentes

Mérida -la capital del estado de Yucatán, localizado en el suroriente de México- se encuentra a 8 mts. sobre el nivel del mar y es la más grande ciudad en la Península de Yucatán. Desde 1991, el Ministerio de Salud de México ha recibido fondos de la Fundación Rockefeller para investigar y poner a prueba aproximaciones basadas en la comunidad, adecuadas para el manejo en el hogar de recipientes que produzcan Aedes aegypti. Personal del Ministerio de Salud trabajó en asociación con los Departamentos de Salud del estado y del municipio, y con profesionales locales con conocimientos en ciencias sociales.

Planeación de innovaciones para la prevención y el control del dengue

Durante la primera etapa del proyecto (1991-1994), el foco de las actividades basadas en la comunidad estaba en la higiene doméstica, y en 1991 se creó el proyecto “Manejo de basuras, higiene doméstica y participación de la comunidad en el control del dengue”. Los objetivos eran:

  • Describir y analizar las condiciones medioambientales necesarias para el desarrollo del mosquito A. aegypti;
  • Analizar las prácticas de manejo de basuras a nivel del hogar y la comunidad;
  • Identificar posibles soluciones alternativas a los problemas de higiene de la comunidad;
  • Diseñar materiales educativos para incrementar la comprensión de la comunidad sobre el dengue y sus relaciones con el entorno;
  • Identificar los canales de comunicación apropiados para difundir los mensajes y materiales;
  • Evaluar el impacto de la intervención[1,2].

El proyecto estaba dirigido por un equipo local de científicos sociales, con la participación de personal del control del vector del Departamento de Salud del Estado, que realizaba los sondeos entomológicos. Los miembros del equipo eran expertos en antropología, sociología, comunicaciones y epidemiología. Se realizó una investigación formativa, que incluía entrevistas en profundidad, grupos focales, estudios de observación estructurada del manejo de las basuras y el agua a nivel de los hogares, intervenciones KAP antes y después de la intervención, y sondeos entomológicos.


Investigaciones sobre las redes comunitarias y la participación de los residentes en organizaciones comunitarias revelaron que había pocos grupos comunitarios organizados y que los residentes en general no formaban parte de esos grupos. En 1992, personal del proyecto formó el grupo infantil “Los Cazamosquitos”, y en 1993 se creó un grupo acompañante, conformado por sus padres. La mayoría de las actividades de la intervención fue realizada por los niños y niñas “Cazamosquitos”, con alguna participación del grupo de padres. Los resultados demostraron que aunque el proyecto tenía un impacto positivo sobre los niveles de conocimiento de los individuos que participaban en las reuniones comunitarias organizadas por los “Cazamosquitos”, no había diferencias significativas en los índices de larvas entre los vecindarios en los que se realizó la intervención y los vecindarios control. No se alcanzó la meta de lograr que los residentes asumieran la responsabilidad de estar atentos a la aparición de casos de dengue y de detectar sitios de cría de Aedes. El personal del proyecto lo atribuyó a una pérdida de entusiasmo por parte de miembros del grupo, como resultado de que había muy pocos logros tangibles, una falta de percepción por parte de la comunidad de la necesidad de vigilancia, y una falta de apoyo institucional.

El equipo del proyecto adelantó un proceso de reflexión sobre las actividades realizadas durante la Fase I . Mediante este proceso de reflexión, el equipo identificó los factores que facilitaban o dificultaban el desarrollo del proyecto[1].





La fase II del proyecto fue diseñada con base en la información obtenida durante la investigación formativa, y en las conclusiones del proceso de reflexión[3]. Como otros estudios habían también encontrado bajos niveles de asociación a grupos comunitarios[1], el sector sur de la ciudad fue escogido para adelantar una intervención de educación y comunicación a gran escala, que utilizara los medios de masas y la comunicación interpersonal ( a través de visitas a los hogares y actividades especiales a nivel de vecindario). Se identificó al sector sur como un sector prioritario de la ciudad, debido al número de casos de dengue, a los altos índices entomológicos, y al gran número de recipientes clave, que producían Aedes.


Se adelantó una investigación formativa adicional para:

  • Identificar los recipientes productivos clave, mediante la utilización de índices de pupas, para poder dirigir a los recipientes más productivos los esfuerzos dedicados a los hogares;
  • Comprender mejor los comportamientos asociados con la presencia de recipientes clave en los hogares y con el manejo de esos recipientes;
  • Identificar los comportamientos existentes que podrían ser modificados para volver los recipientes “a prueba de mosquito”.

Los cuatro recipientes más productivos, clasificados de acuerdo a su función, escogidos mediante las actividades de educación/comunicación fueron: platos para animales (por ejemplo, recipientes plásticos, llantas cortadas por la mitad, ollas viejas); diferentes recipientes para almacenar agua (piletas, baldes plásticos); llantas, y varios tipos de recipientes guardados para usos futuros indefinidos[3]. Las mujeres fueron escogidas como la audiencia focal primaria, debido a su importante papel en el manejo del agua y las basuras dentro del hogar, y a sus responsabilidades en el cuidado de la salud.



Implementación de la nueva aproximación

En el trabajo con las mujeres, varios comportamientos fueron sometidos a prueba para determinar si eran factibles, aceptables y eficaces. Una vez se delimitó el grupo final de comportamientos, se compararon los costos y beneficios de cada uno, y se pusieron a prueba con los residentes, eslóganes que resumían los más importantes beneficios de los comportamientos recomendados. El eslogan seleccionado durante esta fase fue: “La tranquilidad de su familia está cerca… y está en sus manos”. Para las mujeres, un elelmento de motivación importante era el reconocimiento y el agradecimiento, por parte de la familia, de sus muchos esfuerzos para mantener la salud en el hogar. Utilizando diferentes métodos de recolección de información (revisión de los datos de la Fase 1, grupos focales, un sondeo de consumo de medios), se determinaron las preferencias en cuanto a la información, incluyendo las características del presentador(-a), los programas específicos y las horas de emisión para radio y TV, y las características del interlocutor para una efectiva comunicación interpersonal. Como resultado, la presentadora elegida fue “Lela”, un títere que representa a una mujer de Yucatán, de origen maya, conocida por sus comentarios agudos y chistosos sobre los acontecimientos cotidianos. Las cuñas se centraban en la graciosa interacción entre Lela y un médico: en ella se demostraba la acción que debería realizarse y se la describía dos veces.



La campaña de comunicaciones y educación se adelantó durante un período de cinco meses. Cada 4 a 6 semanas (dependiendo de la complejidad del comportamiento), se introducía un comportamiento nuevo; el mes final de la campaña estuvo dedicado a la difusión de un mensaje de refuerzo. En promedio tres estaciones radiales transmitieron en las mañanas 24 cuñas por día, y la más importante cadena de TV transmitió 14 spots por semana, durante la telenovela más popula de la noche. Los mensajes más complejos fueron transmitidos a través de contactos interpersonales, sostenidos durante actividades realizadas en las escuelas (con niños de cuarto grado) y de visitas a los hogares. Cuando se estaba promoviendo ciertos mensajes, se utilizaba una variedad de materiales y actividades para incrementar la auto-eficacia, mediante discusiones y creación de capacidad.

Monitoreo y evaluación de la aproximación

La Fase 2 fue evaluada utilizando una mezcla de métodos cuanti- y cualitativos. Se realizaron sondeos KAP y entomológicos antes y después de la intervención, y se adelantó un análisis cualitativo en profundidad de las entrevistas y la información de los sondeos. En general, se detectó una disminución post-intervención en todos los índices entomológicos (de hogar, recipientes y Breteau); también se vio una disminución cuando sólo se examinaron los contenedores clave. Se creó un sistema de puntaje compuesto, que reflejara más claramente si un comportamiento había tenido lugar. Había un positivo aumento en los puntajes del comportamiento después de la intervención, con un aumento significativo en el auto-reporte del comportamiento relacionado con las llantas (el uso de cal pasó de 0.6% a 1.3%), asociado a ausencia de larvas de mosquito en llantas.

Lecciones aprendidas

Este proyecto desarrolló una metodología para trabajar con los miembros de la comunidad en la identificación y desarrollo de métodos efectivos y prácticos basados en el hogar, para el control del mosquito. Una lección importante es que cuando se diseña una intervención, la relación costo-beneficio debe ser calculada, tomando en consideración no solamente los costos reales de la intervención, sino también los costos económicos más amplios asociados al dengue, tales como el ausentismo en los puestos de trabajo debido a la enfermedad, el cuidado de primer o tercer nivel de los enfermos de dengue o dengue hemorrágico, y los esfuerzos dirigidos al control del vector. El control de A. aegypti no es un problema que pueda ser resuelto por el sector de la salud en solitario; se trata más bien de un problema de “responsabilidades compartidas”. La participación de los gobiernos municipales y del sistema de educación, y la responsabilidad de los hogares en cuanto a los recipientes domésticos, son vitales para alcanzar un control efectivo y sostenido de A. aegypti.


Referencias


[1] Gómez Dantes H, Rivas Gutiérrez L, Canto Celis S, Capetillo Pasos M and Pacheco Can G. Waste management, domestic hygiene and community participation in dengue control. Mérida, Yucatán, Mexico 1991-1994. Proyecto presentado a la Fundación Rockefeller, 1994.

[2] Gómez DH and Rivas Gutiérrez L. “Domestic hygiene promotion and Aedes aegypti control”, in Halstead SB and Gómez-Dantes H (Ed): Dengue: a worldwide problem, a common strategy. Mexico City: Ministry of Health. 1992.

[3] Méndez Galván J, Rivas Gutiérrez L, Nájera Vázquez R, Inette Burgos M, Canto Celis S, Sabido Montoya F. Proyecto de Prevención y Control del Dengue. Mérida, Yucatán, Mexico 1995-1996. Memorias del taller realizado sobre los avances más recientes en la prevención y control del dengue basado en la comunidada: Honduras y México, Proyecto presentado a la Fundación Rockefeller. 1996.


Oprima aquí para ver otras Experiencias Internacionales en Movilización Social y Comunicación para la Prevención y el Control del Dengue.

Fuente: 

Material entregado a La Iniciativa de Comunicación por The Change Project. Traducción libre de La Iniciativa de Comunicación.

How valuable is this shared knowledge to your work?
3
Average: 3 (7 votes)
Your rating: None

Comments

hola, me parecio muy útil para el trabajo que estoy realizando en mi proyecto de grado, pero le agradeceria que me facilitaran proyectos que realizaròn en comunidades sobre la prevenciòn de enfermedades, pero que hayan sido impulsadas por radio, ya sea a través de cuñas radiales etc.
gracias

que bueno

The Communication Initiative Network and Partnership

Covers all major development issues. Convenes the communication/media development, social/behavioural change community with a social network of 85,000 - please join. . When registered you can search the network to identify relevant support and connections.. Knowledge sharing - 35,000 summaries, 1 million users pa. Critical peer review - ratings, comments, dialogue. Advocacy for this field. Strategic direction/funding by 20 Partners. To discuss partnership please contact Warren